domingo, 28 de agosto de 2016

Tarta Linzer de fresa sin gluten y sin lácteos






Llevo algún tiempo intentando conseguir una masa de tartaletas sin gluten y 100% vegetal con más pena que gloria. Mis anteriores intentos han dado masas duras como piedras que sí, te las comes, pero no es plan ^_^

De momento he conseguido hacerla sin gluten y sin lácteos. Hoy por fin os traigo una aproximación que va por muy buen camino. De hecho, es sabrosa y quebradiza y ha gustado a todo el mundo que la ha probado. 

A ver qué os parece. Tengo que afinar cantidades porque me quedé escasa para las paredes del molde ^_^

Todo al tiempo.


INGREDIENTES para 8 personas

Para la masa (cubre un molde de tartaleta de 22 cm): 
  • 50 g de harina de arroz
  • 25 g de harina de trigo sarraceno (Bauckhof)
  • 30 g almidón de patata
  • 20 g almidón de yuca
  • 1 g cáscaras de psyllium molidas (Sat Isabgol)
  • 1 pizquita de impulsor químico Royal
  • 5 g cacao en polvo
  • 30 g azúcar integral de caña molido
  • 30 g aceite de oliva
  • 30 g de nueces molidas
  • 1 huevo
  • ralladura de limón
Para la confitura de fresas
  • 250 g de mermelada de fresas casera
  • 8 g de zumo de limón
  • 1 g de agar-agar

ELABORACIÓN

Elaboración de la confitura de fresa

De víspera elaboramos la confitura de fresas. En un cazo ponemos la mermelada, el zumo de lmón y el agar-agar y ponemos a hervir sin parar de remover. Dejamos que hierva dos minutos y dejamos enfriar completamente. A pesar de que la textura os pueda parecer líquida, es normal y hay que esperar a que esté compeltamente enfriado para observar un cambio en la textura. Queremos una especie de mermelada espesada pero no un mazacote gelatinoso. 


Elaboración de la masa


Si tienes una thermomix es tan sencillo como poner todos los ingredientes en el vaso y darle un par de golpes de "turbo" hasta que integren completamente los ingredientes. Si no tienes thermomix, pones todos los ingredientes en un bol y mezclas con ayuda de una espátula o con la mano. Se forma una bola de masa que es bastante elástica y blanda. Envolvemos en film transparente y dejamos reposar en nevera



Precalentamos el horno a 180º C. 

Sacamos la masa de la nevera y la estiramos entre dos papeles de hornear y con un poco de harina de arroz para que no se pegue. 

Cortamos un círculo de masa como del tamaño del fondo del molde y lo cubrimos. Con la masa restante hacemos un macarrón de masa y vamos cubriendo el lateral. Así no hay que arriesgar al querer poner la masa sobre el molde. Se nos romperá muchísimo menos.


Vertemos la confitura de fresa encima y la alisamos con una espátula. 


Horneado:

Introducimos el molde en el horno.
Temperatura: 180º C
Tiempo: 25 minutos


Esta masa sí que está buena para ser un intento de masa quebrada sin gluten y sin lácteos. Ahora tengo que conseguir sustituir el huevo para hacerla 100% vegetal ^_^ 

Sugerencia de presentación: Con un poco de helado de plátano, mango y leche de coco. Para hacer un helado de plátano o"tirao" de hacer y rico, rico congelas dos plátanos y un mango troceados y cuando estén bien congelados, los trituras con un poco de leche de coco. Se necesita una batidora potente que pique alimentos congelados. En la thermomix son 15 segundos a velocidad 10. 

¡Espectacular!

VALOR NUTRICIONAL por porción


  • Energía:  258 kcal
  • Hidratos de carbono: 45,7 g (5 raciones de HC), de los cuales: 
    • Azúcares sencillos: 19,3 (2 raciones de HC) g
    • Fibra: 2,3 g
  • Lípidos totales: 7,4 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: 1,1 g
    • Grasas monoinsaturadas: 3,5 g
    • Grasas poliinsaturadas: 2,4 g
    • Colesterol: 26 mg
  • Proteínas: 3,6 g
  • Minerales: Con una porción quedarían cubiertas: 25% de manganeso, 11% de magnesio, 10% de cobre, 8% de fósforo, 7% de selenio y 6% de hierro.
  • Vitaminas: En general los aportes de vitaminas son bajos; 7% de vitamina B6, 6% de vitamina B1 y 5% de vitamina B2 y niacina.

Comentario de la Dietista-Nutricionista: Se trata de un postre de contenido calórico moderado y en el que destaca el alto aporte de azúcares sencillos que provienen fundamentalmente de la mermelada de fresa. Para reducir el contenido de estos azúcares, puedes optar por una mermelada "sin azúcares añadidos". Me gusta porque tiene un aporte en fibra interesante, bajísimo contenido en grasa, prácticamente nada de colesterol y un aporte de minerales a tener en cuenta

No olvidéis que se trata de un alimento para ocasiones especiales y no para todos los días.  



 
#SINsepuede 



lunes, 22 de agosto de 2016

Guiso de champiñones estilo hindú (receta sin gluten, basada en productos vegetales)



El nombre original de este guiso es Mushroom Matar Masala y es una receta original del blog Vegan Richa del que ya os he traído alguna receta en otra ocasión. Se trata de un plato 100% vegetal. Sin gluten y me ha servido para aprovechar algunas "reliquias" que quedaban en la nevera (alubia cocida y caldo vegetal).

Impresionante el plato. Sorprendente y sano sanote ;-)

INGREDIENTES para 2 personas
  • 1 cebolla/cebolleta
  • 3 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco de 2 cm ancho
  • guindilla seca o pimienta de cayena
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 2 tomates frescos o una lata de tomate natural de lata
  • 35 g de anacardos
  • 1 cucharada de mezcla de especias Garam masala
  • 200 g de champiñones troceados
  • 1 taza de legumbre cocida (en mi caso, alubia blanca)
  • sal
  • caldo vegetal 
  • (opcional) una pizca de pimentón picante
  • perejil o cilantro fresco para adornar


ELABORACIÓN

Triturar completamente la cebolla, jengibre, ajos y guindilla con una batidora o thermomix. Si tienes los ramos verdes de las cebolletas y no sabes qué hacer con ellos aprovéchalos para sofritos porque dan mucho sabor.


Calentamos el aceite en una sartén grande a fuego medio. Añadimos el puré de cebolla y cocinamos durante 5-7 minutos hasta que la cebolla ya no esté cruda. Removemos de vez en cuando. 


Mientras tanto trituramos el tomate y los anacardos hasta obtener una mezcla fina. Incorporar este puré de tomate y la mezcla de especias Garam masala a la sartén. Dejamos cocer durante 7-8 minutos, removiendo de vez en cuando. 


Añadimos los champiñones, las alubias cocidas (o guisantes, garbanzos, etc), cualquier verdura que se nos pueda ocurrir (calabacín, pimiento verde o rojo, etc), agua o caldo de verduras y ajustamos de sal. Si lo queréis "sabrosón" podéis condimentar con pimentón picante. 


Mezclamos y dejamos cocinar hasta que las verduras estén en el punto de textura que nos guste (más o menos cocidas).

Servimos, adornando con perejil fresco. Se puede acompañar de arroz cocido.



VALOR NUTRICIONAL por porción


  • Energía: 393 kcal
  • Hidratos de carbono: 45 g (4 raciones y media de HC), de los cuales: 
    • Azúcares sencillos: 9,7 g (1 ración HC)
    • Fibra: 10,2 g 
  • Lípidos totales: 18,7 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: g
    • Grasas monoinsaturadas: 2,9 g
    • Grasas poliinsaturadas: 11,5 g
  • Proteínas: 17,3 g
  • Minerales: Con una ración de este guiso cubriríamos el 61% del manganeso diario, 54% de cobre, 39% de potasio, 35% de fósforo y magnesio, 31% de hierro, 21% de selenio y zinc y 13% de calcio.
  • Vitaminas: Altas contribuciones de vitamina C (42%), folatos y vitamina K (32%), vitamina B2 (30%), vitamina B6 (26%), niacina y vitamina B1 (23%), vitamina A (21%) y vitamina E (26%).

Comentario de la Dietista-Nutricionista:  

Otro gol que metemos en nuestra dieta con un plato 100% vegetal. Este guiso supone un montón de ventajas lo mires por donde lo mires. Lo puedes preparar de víspera, congelar o llevártelo en el tuper y tenerlo listo para cuando lo necesites.
 
No es excesivamente energético, es una buena fuente de hidratos de carbono complejos con alto contenido en fibra ¡¡¡Casi la mitad de la fibra que necesitamos cada día!!!

¿Y qué me decís del aporte de grasas? Espectacular el perfil lipídico sobre todo a expensas de grasas insaturadas. 

Alto aporte proteico y además de calidad porque gracias a la complementación legumbre/vegetales/fruto seco conseguimos incluir todos los aminoácidos esenciales (aquellos que no podemos fabricar nosotros y tenemos que tomar con la dieta). Esto hay que decirlo porque hay quien piensa que las proteínas sólo están en los filetes ;-)      

Por último, al analizar el aporte de minerales y vitaminas casi me caigo de culo. Impresionante. Otro básico a incluir en nuestro menú semanal y con alimentos que, con la salvedad de anacardos, no son caros. Cuidarse no suele requerir de alimentos "exóticos" y debería ser compatible con todos los bolsillos. 

#SINsepuede


viernes, 19 de agosto de 2016

Masa de pizza de calabacín sin gluten (sin almidones)



Sabrosísisma y sorprendente. No lleva levaduras, ni impulsores, ni almidones. En este caso se trata de una receta basada en productos vegetales y que incluye queso y huevo, es decir, ovo-lacto-vegetariana

Si no puedes tomar lácteos y/o huevo, te comento. El queso es totalmente prescindible y yo sustituiría el huevo por un poco de legumbre cocida aplastada (garbanzos, alubias o lentejas).

De todas las opciones que he encontrado en internet para hacer una masa de pizza con calabacín, ésta del blog Apples to Zoodles es la que más me ha gustado. Yo la he adaptado a mis gustos y para hacerla sin gluten.

INGREDIENTES para una pizza de 24 cm de diámetro (3-4 personas)
  • 1 calabacín grande de unos 700 gramos
  • sal
  • 1 huevo
  • 40 g de harina de harina de trigo sarraceno (Bauckhof)
  • 40 g de queso mozzarella (marca Eroski)
  • 1 diente de ajo muy picadito
  • Especias: Orégano, albahaca y pimienta negra


ELABORACIÓN

Limpiamos el calabacín con agua por la parte externa, cortamos a lo largo y quitamos las semillas internas, sin eliminar la piel. Rallamos el calabacín con thermomix durante 6 segundos a velocidad 4 y medio. Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo con un rallador a mano y con paciencia. Añadimos la sal y mezclamos. Así, el calabacín rallado soltará más agua. 

Con ayuda de un trapo escurrimos muy bien el calabacín. Este paso es importante para eliminar el máximo de agua posible y para que quede una base crujientita. 



Precalentamos el horno a 180º C.

En un bol mezcamos el calabacín, el ajo picado, las especias, la harina de trigo sarraceno, el queso y el huevo. 

Pimienta negra, albahaca y orégano.

Preparamos una bandeja lisa forrada con papel de hornear. Colocamos la bola de masa en el centro del papel y la aplastamos con ambas manos formando un círculo. Se estira divinamente sin problema, no se pega y no se rompe. Introducimos en el horno.



Horneamos durante 20 minutos a 180º C.

Sacamos la pizza con ayuda de una bandeja lisa y colocamos nuestro relleno encima. En mi caso, champiñones, alcaparras, pimiento rojo, cebolla y un poco de queso mozzarella (unos 60 gramos). Volvemos a introducir la pizza al horno y la dejamos otros 7-8 minutos a 180º C. 



VALOR NUTRICIONAL por un cuarto de pizza (sólo la base)

  • Energía: 102 kcal
  • Hidratos de carbono: 12 g (1 ración de HC), de los cuales: 
    • Azúcares sencillos: 2,6 g
    • Fibra: 2,4 g
  • Lípidos totales: 4 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: 1,8 g
    • Grasas monoinsaturadas: 1,2 g
    • Grasas poliinsaturadas: 0,4 g
    • Colesterol: 61 mg
  • Proteínas: 6,6 g
  • Minerales: Destacan sus aportes en manganeso (22% de las necesidades diarias), fósforo (14%), magnesio (13%) y potasio (12%). A continuación con contribuciones menores, selenio (9%), calcio, zinc y cobre (8%) y hierro (6%).
  • Vitaminas: Cantidades importantes de vitamina C (36% de las necesidades diarias), vitamina B6 (18%), vitamina B1 (17%) y folatos (12%). Menores aportes de vitamina A, tiamina y vitamina K (8%) y niacina y vitamina B12 (6%).

Comentario de la Dietista-Nutricionista: No tengo ningún "pero" que sacarle a esta masa de pizza, salvo que está tan buena que te comerás dos porciones en lugar de una sola. Teniendo en cuenta el bajísimo aporte calórico de HC, azúcares sencillos y grasas, creo que es uno de esos básicos a tener en cuenta para incluir en regímenes de personas que quieren bajar de peso o cuidar el colesterol (contenido moderado del mismo). Destacable contenido mineral y vitamínico.
 

    martes, 16 de agosto de 2016

    Magdalenas sin gluten de sarraceno y arroz (100% harinas)




    La receta original es ésta del blog "Sin gluten es más rico".

    He hecho mi propia aportación convirtiendo el mix de la receta original de la marca Schär en una combinación de harinas de trigo sarraceno y arroz a la que he añadido una pizca de goma guar. No lleva almidones. Puedes utilizar harina blanca de arroz o integral si lo prefieres. En media hora las tendrás listas. Te van a hacer la ola si las pruebas.

    INGREDIENTES para 12 magdalenas
    • 140 g de azúcar moreno (María probó con 100 gramos y el resultado le gustó mucho)
    • 3 huevos
    • 140 g de aceite de oliva
    • 1 cucharadita de vinagre de vino o zumo de limón
    • 100 g de harina de trigo sarraceno (molida en casa)
    • 80 g de harina blanca de arroz (molida en casa)
    • 2 g de goma guar (puedes sustituirlo por psyllium o goma xantana)
    • 9 g de impulsor químico Royal (es como 1 cucharadita de postre colmada)
    • (opcional) aroma de vainilla
    • También se pueden aromatizar con ralladura de limón o añadir pepitas de chocolate (sugerencia de María, gracias guapa).


    ELABORACIÓN

    Precalentaremos el horno a 210º C. 

    Prepararemos el molde para magdalenas colocando una cápsula de papel en cada hueco. 

    Si no tienes el azúcar molido, puedes triturarlo en la thermomix o con un molinillo de los de café. 

    En un bol mezclamos las harinas, la goma guar y el Royal. Reservamos.

    Batiremos los huevos con el azúcar molido hasta que esté la mezcla bien aireada. Añadiremos el aceite mezclando bien, la cucharadita de vinagre y la mezcla de harinas reservada. Si queréis podéis aromatizarla con vainilla o dejarla como está. 

    Rellenamos las cápsulas e introduciremos el molde al horno. 

    Temperatura de horno 210-200º C y tiempo total de horneado unos 15 minutos. 

    Las sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla. 

    Están absolutamente esponjosas y deliciosas. Se puede reducir el contenido en azúcar porque me han parecido bastante dulces.



    VALOR NUTRICIONAL por magdalena


    • Energía: 218 kcal
    • Hidratos de carbono: 23 g (2 raciones de HC) , de los cuales:
      • Azúcares sencillos: 11,6 g (1 ración HC)
      • Fibra: 1 g
    • Lípidos totales: 13,3 g, de los cuales: 
      • Grasas saturadas: 2 g
      • Grasas monoinsaturadas: 9 g
      • Grasas poliinsaturadas: 1,5 g
      • Colesterol: 53 mg
    • Proteínas: 3 g
    • Minerales: Quedan cubiertas 15% de las necesidades diarias de manganeso, 8% de fósforo y selenio, 7% de magnesio, 6% de calcio y 5% de hierro.
    • Vitaminas: Las más destacables son vitamina K (10% de los requerimientos diarios) y vitamina E (9%). Contenidos moderados de vitamina B1, B2 y niacina (4-5%) y bajos de vitamina B12 y folatos (3%).
    Comentario de la Dietista-Nutricionista: En esta ocasión se trata de un postre sin gluten que está elaborado sólo con harinas y sin más aditivo que la goma guar. Pienso que se podrían reducir los azúcares sencillos porque a la receta se le puede disminuir la cantidad de azúcar. El perfil de grasas me parece muy adecuado. El contenido en colesterol podemos decir que es moderado. A destacar los aportes de grasas monoinsaturadas y fibra. En cuanto a minerales y vitaminas, a considerar su contenido en manganeso, fósforo, selenio, magnesio, vitamina K y E.

    #SINsepuede


    lunes, 11 de julio de 2016

    Hamburguesas de verduras de verano sin gluten (receta basada en productos vegetales)

    Sugerencia de presentación: Con berenjena plancha y pimientitos verdes fritos

    Otra versión de Vegan Richa. En mi adaptación he cambiado las verduras de la receta (espinacas y alcachofas) por berenjena que es de temporada y me gusta más que las alcachofas. He obviado la avena, tanto los copos como la harina y la he sustituido por harina de maíz. No he puesto las semillas de lino/chía ni la levadura de cerveza de la receta original porque ésta puede contener gluten.

    Éste es otro plato de lo que los anglosajones denominan "plant based food", el cual me parece un término más adecuado que denominarlo simplemente "vegano". A veces la gente lee "vegano" y mira para otro lado como si se tratara de una receta de pasto o hierba, creyendo que es un plato aburrido y/o carente de sabor y no es así. Que sepáis que este planteamiento de una alimentación (más) basada en alimentos de origen vegetal es algo en lo que todos deberíamos reflexionar al analizar cómo de "equilibrada" es nuestra dieta. Creo que todos tendríamos que comernos un poco el tarro para preparar platos en los que sólo incluyamos alimentos de origen vegetal. Se lo comentaba el sábado a mi amiga Bea; que preparar platos sólo con vegetales puede resultar(me) complicado, pero que es un reto y que estoy encantada de descubrir versiones sanas, deliciosas y muy, muy nutritivas. Ya sabéis que compartir es mi pasión, así que, aquí os las dejo.

    INGREDIENTES  para 7 hamburguesas
    • 5 ramitas de coliflor (arbolitos sin el troncho central)
    • 1 berenjena mediana
    • medio bote de alubia cocida o dos cazos de alubias cocinadas por nosotros
    • 1 cebolla pequeña 
    • un cuarto de un puerro
    • medio pimiento verde
    • 1 diente de ajo
    • 1 zanahoria mediana pelada
    • 4 cucharadas de anacardo o cualquier otro fruto seco sin tostar
    • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
    • media cucharadita de mostaza a l'ancienne (Louit)
    • 5 cucharadas de harina de maíz (Mamicasas)
    • guindilla picada
    • comino molido
    • sal
    • pimienta negra

    ELABORACIÓN

    Asamos la berenjena y la coliflor durante 45 minutos a 180º C. Dejamos enfriar. 

    Escurrimos bien las alubias. 

    En un robot vamos a triturar primero las alubias con la berenjena, la coliflor y el ajo hasta que la mayoría de las alubias estén hechas puré. Pasamos esta masa a un bol. Incorporamos el aceite de oliva y la mostaza. 

    Picamos la cebolla, puerro, pimiento verde, zanahoria y anacardos en el robot hasta dejarlo como migas, no triturado completamente porque suelta mucha agua y nos va a dificultar el formado de las hamburguesas. Lo mezclamos con la mezcla que tenemos en el bol e incorporamos todas las especias a nuestro gusto. 

    Formamos las hamburguesas.  En mi caso la masa estaba muy blanda y las he formado con un aro de emplatar de acero inoxidable de 10 cm directamente sobre una bandeja de horno forrada de papel de hornear y alisando la masa con una cuchara.

    Se pueden pre-hornear y congelar y guardarlas para cuando las necesitemos. En mi caso he repetido el horneado para cocinarlas, así no añadimos más grasas al plato. Precalentamos el horno a 200º C durante 30 minutos dándoles la vuelta a los 15 minutos.

    Buenísimas. Creo que la próxima vez ya voy a conseguir la textura y el equilibrio de sabores que voy buscando.


     VALOR NUTRICIONAL por hamburguesa


    • Energía: 185 kcal
    • Hidratos de carbono: 28,5 g (3 raciones de HC), de los cuales:
      • Fibra: 7 g
      • Azúcares sencillos: 4 g (media ración HC)
    • Lípidos totales: 5,4 g, de los cuales: 
      • Grasas saturadas: 1 g
      • Grasas monoinsaturadas: 3 g
      • Grasas poliinsaturadas: 1 g
    • Proteínas: 8 g 
    • Minerales: Cada hamburguesa contribuye con el 37% de las necesidades diarias de manganeso, 21% de cobre, 19% de magnesio, 18% de potasio, 16% de hierro y fósforo y 10% de zinc.
    • Vitaminas: Quedarían cubiertas el 31% de las necesidades diarias de vitamina A, 25% de vitamina C, 18% de folatos, 16% de vitamina K, 12% de vitamina B6 y 11% de tiamina.        

    Comentario de la Dietista-Nutricionista: Cada hamburguesa de esta receta tiene un aporte bajo de calorías, moderado de hidratos de carbono y bajísimo de grasas (y cero colesterol por ser un plato vegano). En mi opinión lo que la hace más interesante, al igual que ocurre con otras alternativas  basadas en productos vegetales, es su contenido en fibra (¡¡¡7 gramos por hamburguesa!!!) y todos los minerales y vitaminas, destacando el manganeso, cobre, magnesio, potasio, hierro, fósforo, vitamina A, C, k, B6, folatos y tiamina

    #SINsepuede 

    lunes, 4 de julio de 2016

    Hamburguesas sin gluten de coliflor y lentejas (receta vegana)


    Se trata de una adaptación de esta receta de Vegan Richa. Sólo llevan harina de garbanzo y como veréis más abajo, se trata de una opción baja en calorías y con un interesante aporte nutricional.

    INGREDIENTES para 5 hamburguesas de buen tamaño

    • 1 coliflor pequeña o media coliflor grande
    • 2 cazos de lentejas cocidas
    • 2 cucharaditas de harina de garbanzo (Mamicasas)
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • Medio vaso de agua (¡ojo! que puede ser menos, no echéis todo el agua de golpe)
    • Especias: 
      • una pizca de ajo y cebolla en polvo
      • una pizca de guindilla roja molida o picada finamente
      • media cucharadita de ras el hanout
      • media cucharadita de comino molido
      • sal al gusto



    ELABORACIÓN

    De víspera podemos dejar preparada la coliflor y las lentejas. Así al día siguiente no tendremos casi trabajo con esta receta.

    Coliflor: Precalentamos el horno a 180º C.
    Preparamos una bandeja forrándola de papel de hornear.
    Quitamos tronco y partes más gruesas de los arbolitos. En un robot trituramos los arbolitos (en thermomix, un par de golpes de turbo) desmenuzándola completamente. Queda como "arroz". Lo extendemos en la bandeja e introducimos en el horno. De vez en cuando abrimos y lo movemos para que se cocine por igual. Cuando veamos que en coge un poquito de color apagamos el horno y dejamos la puerta entreabierta para que pierda humedad.

    Lentejas: Las cocemos en olla rápida y dejamos enfriar. Otra opción es utilizar lentejas cocidas de frasco de cristal bien escurriditas.

    Al día siguiente mezclamos todos los ingredientes en un bol. No añadáis todo el agua de golpe, sino que idla incorporando según la textura de la masa de las hamburguesas. Ésta es la parte que me resulta más difícil a la hora de hacer hamburguesas veganas; encontrar la textura adecuada para que no se desparramen ni se queden secas y gomosas. 

    Formamos las hamburguesas y las depositamos en la bandeja de horno.



    Horneado: 
    Precalentamos el horno a 200º C. 
    Hornear 20 minutos a 200º C dándoles la vuelta con cuidado a los 10 minutos. Si véis que se han quedado húmedas (al presionar con el dedo se notan blandas) os aconsejo dejarlas en el horno con la puerta entreabierta para que se sequen con el calor residual . 

    Quedan muy buenas y hasta la fecha es mi mejor receta de hamburguesas veganas. 

    Sugerencia de presentación: con un champiñón a la plancha, cebolla plancha y sojanesa a la que podéis añadir unas gotas de tabasco para darle un toque picante. 

     


    VALOR NUTRICIONAL de 1 hamburguesa sin ningún acompañamiento:
    • Energía: 95 kcal
    • Hidratos de carbono: 12 g (1 ración de HC), de los cuales:
      • Azúcares sencillos: 2 g
      • Fibra: 4,6 g
    • Lípidos totales: 3 g, de los cuales:
      • Grasas saturadas: 0,4 g
      • Grasas monoinsaturadas: 2,1 g
      • Grasas poliinsaturadas: 0,5 g
    • Proteínas: 5 g
    • Vitaminas: Quedarían cubiertas el 32% de las necesidades diarias de vitamina C, 28% de folatos, 11% de vitamina K y, en menor medida vitamina B6 (9%) y tiamina (7%)
    • Minerales: La contribución más importante es la de manganeso (16% de las necesidades diarias) seguida de fósforo (10%), hierro y potasio (9%), cobre y magnesio (8%).
    Comentario de la Dietista-Nutricionista: Una fantástica alternativa sin grasas ni colesterol con un mínimo aporte calórico con lo que ya la podemos hacer de nuestro fondo de congelador. Mínimo aporte de hidratos de carbono con una contribución de fibra de lujo sin olvidar la vitamina C, folatos y manganeso. No está nada mal para ser una opción 100% vegetal ¿no creéis?



    #SINsepuede
    Blogging tips