lunes, 5 de octubre de 2009

Albóndigas de pescado


A las buenas tardes!!

¿Qué puedes prepara para comer un domingo por la mañana con un pescado congelado perdido por los cajones de tu congelador que salga rico y sabroso?
¿Por qué me hago esta pregunta?
¿No os ha pasado que con el pescado según para qué público exigente no habéis dado con la receta adecuada? Pues a mí sí. En particular con este pescadito que me trajeron de Coruña, el famoso pinto, rico pero desesperante cuando empiezas a apartar tanta espina.

Pues esto es lo que teníamos: de ingrediente básico, el pinto. Ahora, a ver cómo lo adornábamos para que fuese todo un éxito. Se me ocurrió que quizás en forma de albóndigas, quitando bien todas las espinas, podría resultar agradable. Y me puse manos a la obra. Busqué varias recetas de albóndigas de pescados y/o mariscos e hice un batiburrillo entre todas para hacer lo que me proponía, je, je, je. Tras una intensa deliberación "¿le pongo esto o mejor esto otro?", "¿con salsa o sin salsa?", "¿qué otros ingredientes y especias?, esto es lo que utilicé:

Ingredientes:

Para las albóndigas (salen unas 18):
  • 1 pinto congelado de unos 600 gramos. También se puede hacer con filetes de merluza congelada o panga y eso que te ahorras quitando espinas
  • un bol (de los de desayuno) de gambas congeladas
  • 3 rebanadas de pan (unos 60 gramos)
  • 1 vaso de leche tibia
  • 2 huevos
  • 1 hoja de laurel
  • harina para rebozar
  • 1 ajo
  • 1 cucharada de perejil picado
  • aceite abundante para freír
  • sal al gusto
Para la salsa:
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande (250 gramos)
  • 100 mililitros de vino blanco
  • 300 mililitros de caldo / fondo de pescado
  • 1 cucharada rasa de harina
Elaboración:
  1. De víspera cocemos el pescado en 1/2 litro de agua con la hoja de laurel y un poquito de sal al gusto. El pescado se escurre, se desmenuza quitando bien las espinas y el caldo, se cuela y se reserva
  2. En un bol se añade la leche tibia al pan sin la corteza. Después se añaden los 2 huevos y se bate todo el conjunto. Se añaden el ajo picadito, el perejil, el pescado desmenuzado y las gambas descongeladas. Se puede añadir un poco de pan rallado o harina para ligarlo bien
  3. Se forman bolitas del tamaño que se desee, se rebozan por harina y se fríen en una sartén con abundante aceite bien caliente. Se doran bien y se escurren sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Colocamos las albóndigas en el cestillo de la TMX
  4. En la TMX, se añade el aceite y se programa 6 minutos, temperatura varoma, veloc 1
  5. Añadimos la cebolla y la dejamos otros 6-7 minutos, temperatura varoma, veloc 1
  6. Se echa la cucharada de harina, el vino blanco y 300 ml del caldo de pescado que habíamos reservado. Colocamos el cestillo y se programa 12 minutos, temperatura varoma, veloc 3
  7. Sacamos las albóndigas a una fuente y sobre ellas echamos la salsa. Si vemos que está muy espesa, le añadiremos caldo de pescado hasta obtener la consistencia deseada
Plato especialmente indicado para aquellos que pongan pegas al pescado por el tema de las espinas. Si se preparan de un día a otro, están aún mejor.

¡que Ustedes las disfruten!

2 comentarios:

  1. Me encantan las albóndigas de pescado...yo también las hice hace poco...la próxima vez les echaré gambas...besinos!

    ResponderEliminar
  2. A mí es que me encanta el pescado, las gambas, el marisco... Ay! ¡qué hambre por dios!
    Gracias susita

    ResponderEliminar