Pan de mantequilla y leche

Esta receta es del libro de Anna Bellsolá  de la panadería Balluard "Pan en casa del corazón al horno" (editorial Óceano-Ámbar) adaptada para realizarla con la masa madre. Es un libro bonito para iniciarse en la panadería desde 0 y disfrutando de las fotografías y de las recetas que trae. 


La verdad es que no entraba en mis planes hacer este pan pero, ayer por la tarde viendo lo atlética y ejercitada que estaba mi masa madre pensé en sacarle partido con un pan con muchos ingredientes para ver qué tal se portaba. Y el resultado es que ¡se ha portado fenomenal!
¡qué contenta "e-ttttoi"!


Bueno, al lío.


INGREDIENTES (os pongo la mitad de la receta del libro) y da para dos moldes medianitos (20 cm) o para un megamolde grande (de unos 30 cm)

  • 400 g de harina blanca de trigo (mitad del Rincón del Segura y mitad de T55 ecológica Biocoop)
  • 200 g de masa madre blanca (100% hidratación)
  • 215 g de agua (orientativo y puede ser un poquito más o menos)
  • 80 g mantequilla
  • 35 g azúcar
  • 25 g leche en polvo
  • 10 g sal
  • 1 huevo pequeño
ELABORACIÓN

  1. Con la masa madre lista para usar, mezclamos todos los ingredientes en un bol. La masa obtenida tiene que ser blanda. Tapamos con un film transparente y dejamos reposar 30 minutos
  2. Amasamos de forma tradicional. No hay problema con esta masa. Al contrario de lo que pueda parecer, no es una masa pegajosa y se amasa sin problemas. Si no, se puede recurrir a la técnica de amasados cortos seguidos de reposos de 5-10 minutos. Untamos un bol con aceite y dejamos la masa tapado con un film transparente (o un gorrito de ducha) y la dejamos para que haga la primera fermentación un total de 5 horas con 2 plegados en total, uno cada 2 horas y media
  3. Sacamos la masa del bol y cortamos la bola en 4 trozos de unos 250 gramos cada uno. A mí me han salido 2 bolitas pequeñas y 2 bolas grandes (por no pesarlas, si es que.....) Boleamos, creando tensión. En dos moldes de unos 25 cm anti-adherentes o untados con mantequilla o aceite introducimos dos bolas con amplitud de espacio para que se puedan expandir a sus anchas. Las dejamos fermentando otras 2 horas.   
  4. Precalentamos el horno a 180-200º C e introducimos los moldes. No he añadido vapor para evitar que se cree una corteza crujiente. Si véis que se tuesta demasiado le ponéis papel de aluminio por encima. Tiempo total de horneado: 40 minutos
  5. Enfriar sobre una rejilla para que se enfríe
Para los que estén pensando si la masa ha sobrefermentado, deciros que no, que ha salido el pan de rechupete. Lo he dejado hacer unas fermentaciones más largas porque es una masa enriquecida y les suele costar fermentar más tiempo que las masas de pan sencillas que no llevan mantequilla, azúcar y huevo. Y era un experimento, pero ha salido fantástico.
Muy recomendable, no es demasiado dulce y tiene una miga blandita y esponjosa.


Salu2

14 comentarios

  1. Ummmmmmmmmmmm soy toda una fan de los panes caseros hasta aqui huelo el tuyo y me sabe tan bien.... ;)

    ResponderEliminar
  2. Lo nuestro ya es algo grave, ahora resulta que es la MM la que manda los panes que debemos hornear.
    ¡¡La cosa tiene guasa!!
    Cuando menos nos lo imaginamos ahí está taaan flamenca y claro, no podemos resistir usarla de inmediato.
    Lo bueno es que encima lo pasamos tan bien que se lo agradecemos.

    Pan blandito para desayunar, huummm!! fino y rico.

    Muxu bat

    ResponderEliminar
  3. quechuloalgodulce!
    está buenísimo. Tostadito y con mermelada de melocotón en el desayuno de esta mañana.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Izaskun,

    Totalmente de acuerdo en que lo nuestro es grave.
    La verdad es que estaba estupenda estupenda... Hacía tiempo que no la "pillaba in fraganti" y la verdad, es que hizo uno de sus mejores trabajos.
    Y lo de pasarlo bien ya ni te cuento... ¡estamos fatal de lo nuestro! ¿eh?
    Muxu haundi bat

    ResponderEliminar
  5. Hola teba, qué rico el pan de leche, yo lo hago a menudo. Da gusto poder hacer panes de fermentación larga, ahora que ya no hace tanto calor (yo estoy ahora mismo con uno de sémola).
    B*

    ResponderEliminar
  6. Teba...si si lo vuestro es grave grave...pero que siga así que al menos nos enseñas unas recetas que pa que...este pan tal como dices con mermelada y si me apuras mantequilla de la buena y mermelada...y mas feliz que una perdiz....je je.
    muxus

    ResponderEliminar
  7. epa,
    ¡hola!
    buenos panes de leche y de sémola. Me he de pasar por tu blog para ver ese pan de sémola.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Núria,
    enseñar recetas. Enseñar es un verbo que me gusta. Me halagas mucho diciendo que os "enseño" algo.
    Tostado, con mermelada de melocotón casera estupendo, para desayunar feliz como tú dices, como una perdiz.
    Muxus

    ResponderEliminar
  9. esa foto de los panes ya horneados tan redonditos y apetecibles es falsa, no? la he visto y he pensado... será todo fotochop... es imposible que te quede todo tan bien, por dios bendito... qué haces en ese trabajo pudiendo presentar en la tele "Las dulzainas de Teba"?

    ResponderEliminar
  10. Gondrullo,

    te voy a dar yo panes de fotochop y cuando quiera su Majesty se lo demuestro.... porque me salen como churros oiga!!!! Je je je. Este semi-puente que viene toca panificación a saco y éste vuelve a caer.

    Lo de verme en la tele tocando la dulzaina..... pues va a ser que no, que jsuto justo aprendí a tocar la flauta y después de muchos años mis vecinos me han vuelto a dirigir la palabra, o sea que fíjate!!!!

    ¿Vous voulé que le guarde una "muestrita" de este pan para el día mundial de la Diabetes? ¿Estarás por ahí? A mí ya sabes dónde encontrarme.....

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. rotundamente SI. tengo que probar esa delicatessen.
    Por cierto, te mandé un mail a la cuenta gmail. No te ha llegado?

    ResponderEliminar
  12. Gondrullo,
    tu mensaje ha sido respondido.
    A ver cuándo quedamos para darte la delicatessen.
    Ciao

    ResponderEliminar