Bizcocho "marbre" de limón y cacao


Menudo mes de julio que estamos teniendo y es que con tanta lluvia y mal tiempo, lo único que me quedan son ganas de hornear y de leer libros de panes y pasteles.

Este fin de semana se vino una "compi" de la Universidad a la que quiero como a una hermana a pasar el puente. Ella es pastelera profesional y quería aprender a hacer pan con masa madre. De paso, intercambiamos opiniones sobre libros y recetas e hicimos trabajo de campo "dietista-pastelero" buscando alternativas a algunos ingredientes para sustituirlos y mejorar el valor nutricional de los platos. Personalmente, es algo que me encanta. Ha sido un fin de semana muy fructífero en cuanto a panes, repostería y amistad.

Ayer domingo decidimos hacer un bizcocho de un libro que ya os he comentado anteriormente y que me encanta. Es el libro "Mis 100 recetas de chocolate" de Cristophe Felder que además tuve oportunidad de regalarle a mi amiga a la que desde aquí saludo con todo mi corazón.

Dado que siempre nos suele gustar adaptar las recetas a nuestros gustos, posibilidades y/o condición os he incluido las dos versiones de esta receta. La receta y elaboración originales y la receta con los ingredientes y elaboración adaptada (con thermomix y con los ingredientes que me gustan más).



INGREDIENTES

Receta original:
  • 290 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura química tipo "Royal"
  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 290 g de azúcar glacé
  • 4 huevos
  • 80 g de leche entera
  • la ralladura de 1 limón
  • 1 cucharada de cacao amargo en polvo

Receta "adaptada":
  • 250 g de harina semi-integral
  • 40 g de almendra molida
  • 1 cucharadita de levadura química tipo "Royal"
  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glacé hecho con azúcar moreno integral de caña (Rincón del Segura)
  • 4 huevos
  • 80 g de leche semidesnatada
  • la ralladura de 1 limón
  • la ralladura de 1 naranja
  • 1 cucharada de cacao amargo en polvo


ELABORACIÓN

De la receta original:

Tamizar la harina con la levadura. En un cuenco, mezclar la mantequilla con el azúcar glacé. Trabajar hasta conseguir la consistencia de mousse ligera. Añadir los huevos de uno en uno, luego la harina tamizada con la levadura y la leche. Mezclar hasta conseguir una consistencia homogénea.
Dividir la masa en dos partes iguales. Incorporar la cáscara de limón rallada muy fina en una de ellas. En la otra, incorporar el cacao.

Untar con mantequilla y enharinar un molde de los de "plum cake" de unos 25 cm de largo. También se pueden forrar con papel de hornear. 
Verter la mitad de la masa que hemos mezclado con la ralladura del limón en el fondo del molde, y encima de ésta verter la mitad de la masa con el cacao. De nuevo, encima el resto de la masa de limón y finalmente el de la masa de cacao. 

Dejar en la nevera que repose una hora como mínimo. Felder recomienda que las masas de algunos bizcochos, financiers y magdalenas reposen incluso toda la noche. Los reposos en frío les van fenomenal a este tipo de masas que llevan impulsor químico tipo Royal. 

Cuando vayamos a hornear: Precalentamos el horno a 180 º C.
Lo vamos a hornear un total de 60 minutos aproximadamente con calor arriba y abajo. A los 20 minutos se abre el horno y con un cuchillo cortamos la superficie a lo largo. 
Para comprobar que está hecho introducimos una aguja (o un palillo) hasta que ésta salga limpia. 
Desmoldamos con cuidado sobre una rejilla y dejamos enfriar.

Con thermomix y con nuestros ingredientes de la receta "adaptada": 

En un bol tamizamos la harina que era integral y le quitamos el salvado más gordo para dejarla semi-integral. Añadimos el Royal y la almendra molida. 
En el vaso pulverizamos el azúcar moreno durante unos segundos a velocidad 10.
Añadimos la mantequilla y mezclamos a velocidad 4 durante unos 30 segundos. Seguidamente, programamos velocidad 3 sin tiempo y vamos echando los huevos de uno en uno esperando a que se integre bien antes de introducir el siguiente. 
Por último, añadimos la mezcla de harina y almendra con el Royal y la leche y mezclamos durante 6 segundos a velocidad 5. Terminaremos de mezclar con la espátula. 
Sacamos la mitad de la masa (unos 450 g) a un bol. Le añadiremos la ralladura de los cítricos y la mezclaremos bien.
En el vaso añadiremos la cucharada de cacao amargo en polvo y mezclaremos durante unos segundos a velocidad 3.
El resto de la receta es igual a la original. 

Buenísimo, ¡bon profit!



9 comentarios

  1. A mi también me da siempre por cambiar los ingredientes de las recetas por otros más saludables. ¿Deformación profesional?

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con tu versión, realmente la combinación de ingredientes ha de estar muy rica. De aspecto esta genial.
    muxus

    ResponderEliminar
  3. No me voy a comprar el libro. No Me Voy A Comprar El Libro. NO me VOY a COMPRAR el LIBRO. nO mE vOY a cOMPRAR eL lIBRO. No Me VoY a CoMpRaR eL lIbRo. nO mE vOy A cOmPrAr El LiBrO. NO ME VOY A COMPRAR EL LIBRO...

    ResponderEliminar
  4. Hola Lucía!
    Creo que cambiar y personalizar las recetas es algo que hacemos muuuuucha gente y creo que está muy bien para poder adecuarla a nuestros gustos o a querer cuidar un poquito más la salud. En mi caso sí es deformación profesional ; )
    Ciao!

    Hola Food And Travel By Mer!
    Ya sólo queda un trocito para el desayuno de mañana pero, el viernes lo vuelvo a repetir para una comida este sábado. Ya te contaré.
    Saludos

    Hola Núria!
    Gracias por el voto de confianza. Muy bueno de esta forma y seguramente que con la otra receta también.
    Repito que está tan bueeeeeno....
    Muxus

    Hola Irune!
    No te vas a comprar el libro
    ¿No te vas a comprar el libro?
    peroooooo ¿no te vas a comprar el libro?

    ¿SEGUROOOOOOOO que no te vas a comprar el libro?

    Pues en la Fnac (hasta fin de existencias) lo están vendiendo a 6,5€.
    No te lo compres, pídele a alguien que te lo regale para que tú sigas regalando "deliciosidades". Ésa es la estrategia.
    El libro es bueno y el tío lo explica todo muy bien.
    Muxutxus

    ResponderEliminar
  5. Aupiii,
    Solo queda un trocito pero el viernes haces otro para una comida que tienes el sábado? Joeee, pues que suerte tienen los que van a estar en esa comida no? Un momento, el sábado dices? Uyyy, pero si en esa voy a estar yo ;) jeje.

    Muxu haundi bat.

    ResponderEliminar
  6. Aupa Juantxo!
    Pos sí. Vas a tener mucha suerte en estar en la comida del sábado. Creo que yo también voy a tener la suerte de probar unos panecicos ¿no?
    El viernes me pongo a ello.

    Muxu earra!!

    ResponderEliminar
  7. Aupiii,
    Bueno, pues ahora después de catarlo, puedo dar mi/nuestra opinión sobre este bizcocho.
    Simplemente, maravilloso. Bueniiiiisimo.
    Teba, estas que te superas :)

    Muxu haundi bat.

    ResponderEliminar
  8. Aupa Juantxo!

    El de ayer estaba aún mejor porque había reposado más tiempo en la nevera. Y visto que a nuestra mesa se arrimaban todos a catar y nadie protestó, podemos decir que este bizcocho es una receta garantizada. Además, si los niños se lo comen con ganas es que está bueno seguro, esta "clientela" no es fácil de engañar, ¿no crees?

    La jornada de ayer sí que fue simplemente maravillosa. Qué día y ¡qué compañía! Inigualables.

    Muchas gracias Juantxito por lo de la "superación". EL próximo aún mejor.

    Muxu haundi haundia

    ResponderEliminar