Empanada de sardinas



Hoy empanada de sardinas frescas. 

Hay que preparar "túpers" para la comida de entre-semana y se me ha ocurrido hacer una empanada para cenar hoy y también para guardar un trocito para la comida de mediodía de algún día de esta semana. 

He estado ojeando por ahí a ver qué receta de empanada escoger y la verdad es que hoy tenía yo el día torcido porque no me convencía ninguna. Además, en mi experiencia, cuando quiero hacer una masa de lo que sea, son muchas las recetas que parten de medio kilo de harina (o más) y, al final, me suele sobrar masa. Así que, los recortes también han llegado a esta receta, empezando por poner menos cantidad de harina y he ido añadiendo al bol a ojillo cosas que he ido leyendo por uno y otro sitio

INGREDIENTES

Para el relleno:

  • hacemos un sofrito con los siguientes ingredientes
    • 2 cebollas rojas pequeñas
    • 2 puerros
    • 1 pimiento verde
    • 3 cucharadas de tomate rallado
    • 4 hebras de azafrán (no sé si es mucho o poco)
    • 150 g de aceite de oliva virgen extra
  • 600 g de sardinas libres de la cabeza y la espina central 

Para la masa:

  • 350 g de harina blanca de trigo (Rincón del Segura)
  • 5 g de levadura fresca (aprox. un cuarto de un cubito de levital)
  • 5 g de sal
  • media cucharadita de pimentón dulce
  • 10 cucharadas del aceite del sofrito
  • 158 g de agua
  • 2 cucharadas del jugo del sofrito (sin aceite)

A ojo he añadido el agua y menos mal que he tenido la precaución de pesar el bol antes y después de haberle añadido el agua para saber cuánta había puesto ^_^

ELABORACIÓN

Sofrito: 

Por la mañana he elaborado el sofrito para que el aceite y el jugo estuvieran fríos a la hora de preparar la masa. En el vaso de la thermomix he picado las verduras (cebolla, puerro y pimiento verde) durante 5 segundos a velocidad 5. He echado el aceite y he programado 8 minutos a 100º C, velocidad cuchara. Después he añadido el tomate y las hebras de azafrán y lo he programado a misma velocidad y temperatura otros 5 minutos. 

Lo he apartado a un bol y he esperado a que se enfriara. 


Después, con una cuchara y ayudándome con una espátula he ido cogiendo el jugo cucharada a cucharada y echándolo en un vaso. Lo bueno de las leyes de la física es que el aceite se queda en la parte superior y el jugo en la de abajo. 

Este vaso de "jugo rescatado" es un tesoro ya que, nos va a permitir darle más sabor a la masa. Lo colamos con un colador para quitar trocitos. 


El aceite se lo vamos a incorporar directamente a la masa y, el resto lo utilizaremos para "pintar" la empanada antes, durante y después de que la saquemos del horno. Así le dará ese aspecto como de "mojado" además de darle sabor. 

Masa:

En otro bol he echado la harina, la sal, la levadura y el aceite del sofrito. He echado el agua y he empezado a mezclar con una cuchara. Entonces, ya he metido la mano y he empezado a amasar dentro del bol cogiendo la harina de los bordes e integrándola en la masa. La masa estaba todavía un poco seca y le he añadido 2 cucharadas del jugo del sofrito de verduras. He terminado de amasar en la superficie de la encimera. He hecho tres tandas de amasados cortos. Esta masa se amasa super bien. Es muy elástica y blandita. 


Fermentación: 2 horas a unos 18º C

Preparación de la empanada: 

Precalentamos el horno a 200º C.
Sobre una bandeja de horno (pequeña) he puesto un papel de hornear. 

Cortamos la masa en dos trozos. Uno será para la base (que sea un poco más grande que el otro) y el otro para tapar la empanada. 


Estiramos sobre una superficie ligeramente enharinada. Con el primer trozo pondremos la base, encima el sofrito y las sardinas. 



Estiramos el segundo trozo y cubrimos la empanada. 



Cerramos los bordes, hacemos un agujerito en medio (la famosa chimenea) y la pintamos con el jugo. 



Ya está lista para meter al horno. 

Horneado:

Bajamos la temperatura a 180º C y la horneamos durante 30 minutos. 
A los 15 minutos le he pegado unos brochazos con el jugo. 

Después, he apagado el horno, la he pintado de nuevo con el jugo y la he dejado otros 10 minutos. 

La sacamos a enfriar. La tapamos con un paño limpio (a ser posible que no se haya lavado con detergente/suavizante por el perfume) y la dejamos así un rato hasta que se temple. Así se quedará la masa blandita. 

Está buenísima. Buenísima es poco. Tenéis que probar esta masa porque os va a encantar. 




Carmen, me enseñó tanto el truco del jugo como el de taparla con un trapo. 

¡Gracias Carmen! Espero haber cumplido expectativas en esta ocasión. Besos. 



6 comentarios

  1. Para mi las has cumplido todas y con sardinas!!! que me encantan y no hago nunca por la peste que dejan...pero así dentro de la masa...que rica Teba!!!...con esto me atrevo je je...un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria!

      ¡¡Con sardinas!!
      De temporada y baratas. Y, efectivamente, sin ese olor a sardinas por toda la casa.

      Deliciosa y tirada de hacer.

      Besos

      Eliminar
  2. Alaaaaa¡¡¡¡¡ empanada de sardinas frescas¡¡¡¡ qué buena idea me has dado¡¡ porque me encanta la empanada y la suelo hacer con frecuencia.
    Esto lo pruebo fijo¡¡¡¡¡
    Muaaa¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Momo!

      Pues pruébala porque no te vas a arrepentir y la repetirás seguro.

      Un beso

      Eliminar
  3. que buena pinta,me encantan las empanadas
    un abrazo,belen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belen!

      A mí también me encantan. Se pueden llevar a todos los lados y son un tentempié apto para cualquier hora.

      Un saludo

      Eliminar