Tarta de verduras de invierno



Para esta tarta he empleado las verduras que vienen en esta temporada excepto, los pimientos verdes que los compramos en nuestra frutería habitual. Ahora es tiempo de puerros, coles, coliflores, lombardas, calabaza, escarola, etc.

Pensé que una manera de emplear varias verduras de una sola tacada cambiando un poco nuestras presentaciones habituales podría ser en forma de pastel cocido al vapor para darle otro toque. 

Ahora que hace frío os recomiendo tomarla templadita pero, esta misma presentación se puede tomar fría en verano. 

PD de la nutricionista: 
Ésta es una manera de aumentar la cantidad de fibra de nuestros platos. Si sumáis los tipos de verdura utilizados comprobaréis que son cinco tipos diferentes de verduras y hortalizas en un solo plato. Con las patatas aportamos hidratos de carbono complejos y con la leche, los huevos y el jamón la convertimos en un plato único completo, apto para celíacos porque no contiene gluten. Los alérgicos a la leche y/o huevo pueden sustituir la leche de vaca por alternativas de bebidas vegetales (bebida de soja, avena, etc) y el huevo por cualquiera de las propuestas que sugiere el delantal verde.  


INGREDIENTES Para un molde desmontable de 20 cm de diámetro.

Necesitaremos un trozo de papel de hornear (del tamaño de la base del molde)


  • 1/4 de repollo de col verde rizada (o berza)
  • 6 hojas de acelgas picadas en trozos no muy grandes
  • 1 patata grande cortada en rodajas de 1 cm aprox
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla roja grande picada
  • 2 puerros picados
  • 1 pimiento verde en tiras pequeñas
  • 100 g de jamón serrano muy picadito
  • 3 huevos pequeños
  • 200 ml de leche
  • nuez moscada molida
  • pimienta negra molida
  • (opcional) pimentón picante
  • sal


ELABORACIÓN

Se pueden cocinar las verduras de víspera o el día que queráis preparar la tarta. No es necesario que estén frías cuando le echemos el huevo mezclado con la leche, pero no conviene que estén demasiado calientes. 

De víspera cocí la col verde rizada con un ajo entero (con piel y todo) en agua ligeramente salada en la olla a presión unos 20 minutos. La escurrí y la guardé en la nevera. El ajo también lo guardaremos.  

Al día siguiente preparé por un lado, patatas y acelgas al vapor (también pueden ser cocidas en agua) y por otro, un sofrito con base de cebolla para darle más sabor al plato. Los tallos de acelgas también los cocí a vapor, pero los tengo reservados para hacer unas pencas rellenas de jamón y queso. 

A mí me encanta cómo quedan las patatas y acelgas al vapor. Las suelo cocinar en el varoma de la thermomix, junto con los tallos de acelgas. Las verduras quedan más duritas y mantienen más sabor. Pero, las podéis cocer igualmente en agua hirviendo. Reservamos las patatas y las hojas de acelgas. 




Preparamos el sofrito: En una sartén ponéis el aceite de oliva y la cebolla picada y dejáis que se ablande y coja un poco de color. A mí me gusta que esté un poco doradita. Entonces añadiremos el puerro y el pimiento verde. Cocinamos a fuego suave y sin tapar para que vaya soltando todo el agua. Por último, cuando las verduras estén ya listas, echaremos el jamón serrano picado y le daremos un golpe de calor para que se "churrusque" el jamón. Reservamos. 






Montaje del plato: 

Tenemos las verduras listas para montar la tarta de verduras. 
Forramos el molde con el papel de hornear. 
Si vamos a emplear el horno, precalentaremos el horno a 180º C, calor arriba y abajo. 

Batimos ligeramente los huevos con el ajo cocido (le quitamos la piel) que habíamos reservado de cocer la col verde rizada, la leche, una pizca de pimienta negra y otra de nuez moscada molidas (en la thermomix, 8 segundos a velocidad 2). 

En el molde: Ponemos las patatas cocidas tapando la base. 
Encima he puesto las hojas de acelgas cocidas.
Después, el sofrito de cebolla, puerro, pimiento y jamón serrano.
Por último, la col verde rizada cocida.

Vertemos la mezcla de huevo y leche. Cubrimos con papel de aluminio. 



Montamos el varoma y cocemos 45 minutos, temperatura varoma a velocidad 2. Se puede cocer en el horno al baño maría a 180º C. Para saber que está hecho se puede mover el molde y ver si está cuajado o pinchar una aguja hasta que salga limpia. 

Desmoldar en caliente dándole la vuelta con cuidado. Quitamos el papel de hornear. Durante los primeros minutos la tarta va a soltar agua así que habrá que ir escurriéndola para que no quede un charco sobre el plato. Espolvoreamos con pimentón rojo picante (opcional) y servimos caliente o templada. 

¡¡¡Qué aproveche!!!




0 comentarios

Publicar un comentario