Cookies de chocolate (sin gluten)




Al ataque de nuevo, adaptando otra receta para hacerla "sin gluten". 

He adaptado mi versión de la receta de las cookies integrales de chocolate y nueces y he puesto en práctica el consejo de Celiacos.Blogspot.Com de dejar la masa de las cookies sin gluten reposando 36 horas en nevera.  

A ver qué os parecen. 

INGREDIENTES (para 15 cookies):

  • 180 gramos de una combinación harinas y almidón en proporciones de 80%-20%, es decir 80% del peso son harinas y el 20% es almidón
    • 72 g de harina de arroz (Nomen)
    • 72 g de harina de maíz (Auchan, controlado por FACE)
    • 36 g de almidón de maíz (Maizena)
  • 80 gramos de azúcar moreno
  • 1 huevo pequeño
  • 55 gramos de aceite de oliva
  • 1 pareja de sobres de gasificante (Mercadona)
  • una pizca de sal
  • 60 gramos de chocolate de postres en trocitos grandes (Nestlé es apto)


ELABORACIÓN

El viernes por la tarde preparé la masa. Hay que mezclar todos los ingredientes en un bol y mezclarlos bien y después formar una pelota bien empaquetada porque son como migas sueltas que resultan un poco difícil de manejar. Cubrimos con film transparente y guardamos en nevera durante 36 horas (domingo por la mañana). Me pareció que la masa resultaba excesivamente grasa, pero tenía que esperar a ver el resultado tras el largo reposo. Si no, tendré que reducir el contenido de aceite en la próxima ocasión. 

El domingo por la mañana saqué la masa de la nevera (hacia las 11:00) y formé bolas con ella. Mi primera impresión es que a la masa le había dado lo mismo estar reposando porque me la encontré prácticamente igual que el viernes cuando la dejé allí. En cuanto la toqué se me desparramó. 


Masa tras 36 horas de reposo en nevera al ir a formar las cookies

Cambié un poco la estrategia. Hice bolas presionando con los huecos de las palmas de las manos y después con cuidado de no desmigarlas formé las cookies. Las coloqué sobre una bandeja forrada con papel de hornear y las volví a meter en la nevera (durante 3 horas). 




Precalentaremos el horno a 180º C y las hornearemos 12 minutos a 180º C hasta que estén ligeramente doradas.

Truqui del almendruqui: Esta masa se va a romper cuando intentemos desmoldarlas ya que son sumamente frágiles, así que lo que yo hago es pasarlas con papel y todo deslizándolas rápidamente a otra bandeja metálica fría y sacándolas al suelo del balcón en mi caso (que está casi helado en este momento). Se enfrían rápidamente y una vez frías es cuando ya las podemos guardar en una caja para degustación y disfrute. 

La idea de hacer esta receta con aceite de oliva es conseguir un postre rico que no aporte demasiadas grasas saturadas. Así hacemos el postre ligeramente cardio-saludable. La próxima vez las haré con harinas integrales ;-)

¡Bon apetit!






0 comentarios

Publicar un comentario