Rosquillas de naranja y canela sin gluten



Seguimos en la línea singlu. 

Este finde me iba a currar unas mega-cookies de chocolate sin gluten que encontré en el blog Gluten free on a shoe string, pero cuando me puse a leer ingredientes y las mezclas de harinas necesarias para hacerlas me tiró un poco para atrás. Demasiado trabajo, pensé. 

Total que habiendo dejado el plan de hacer cookies de lado, hoy hemos ido a la pelu a ponernos las ondas a la última y allí ya sabéis, entre "Holas" y "Lecturas" además de cotillear las fotos (me quito las gafotas y ya no veo las letras, así que sólo me fijo en las fotos) me he encontrado con esta receta de rosquillas con naranja y canela. Soy una clásica y me encantan los postres de toda la vida. No he podido resistirme. Así que foto al canto (benditos smartphones) y la he adaptado para hacerla sin gluten. 

A ver qué os parece. 







INGREDIENTES para unas 30 rosquillas

  • 600 g de mezcla de harinas sin gluten en proporción 65% harinas y 35% almidones:
    • 390g harinas (250 g harina blanca de arroz y 140 g de harina de trigo sarraceno)
    • 210 g almidones (70 g de almidón de maíz  + 140 g de almidón dulce de yuca)
  • 2 g de cáscaras de psyllium molidas
  • 2 huevos
  • el zumo y la ralladura de 2 naranjas
  • 100 g de aceite de oliva
  • 100 g de azúcar moreno de caña
  • 2 parejas de sobres de gasificante "Armisen"
  • Para freírlas: aceite de oliva suave o girasol
  • Azúcar mezclado con canela para rebozarlas 

ELABORACIÓN

Mezclar bien las harinas, almidones, los sobres de gasificante y la cáscara de psyllium. Reservar. 

Batir el zumo, los huevos y la ralladura de naranja. Incorporar 550 g de la mezcla de harinas que teníamos reservada, el azúcar y el aceite de oliva sin dejar de remover hasta obtener una masa homogénea. Le damos forma de bola con las manos. Esta masa se trabaja de cine y la tapamos con un paño/gorro de ducha y reservamos durante una hora aproximadamente. 


Había reservado 50 gramos de la mezcla de harinas y almidones para formar las rosquillas tal y como indica la receta, pero no es necesaria porque la he manejado de maravilla y me ha sobrado todo lo que había reservado. Vamos cogiendo pedacitos de masa, hacemos una bola y con el dedo las agujereamos justo en el medio. Suavemente vamos ampliando el tamaño del agujero y las depositamos en una bandeja. 

Las freiremos por tandas en aceite caliente pero no hirviente. Tras sacarlas de la sartén las rebozaremos en una mezcla de azúcar y canela. Ya las tenéis listas para degustar. 

Notas a tener en cuenta: 

Es la primera vez en mi vida que hago rosquillas sin gluten y veo que algunas se han abierto ligeramente por el centro, pero no se han deshecho al freírlas ni ha saltado el aceite. ¿Los motivos? No sé si puede ser debido a que no había poco aceite en la sartén o quizás a su temperatura. Podría ser también debido a que no he incorporado esos 50 gramos de mezcla de harinas y almidones que había reservado y quizás la masa tendría que haber quedado más durita. Pienso que la masa los habría admitido sin mayor problema, pero tendría que probar a hacer la misma receta incorporando toda la harina y ver entonces qué resultado obtengo. Y por último, la cantidad de gasificante quizás era demasiada; a lo mejor con 1 sola pareja de sobres habría sido suficiente. Muchas preguntas ¿Vosotros qué opináis?

En cualquier caso estoy muy contenta con el resultado. De sabor riquísimas y su textura fabulosa. 







7 comentarios

  1. Pues muy buena pinta. Y se aprecian Manejables, otra a la lista de pendientes. Gracias!!! 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmeta,

      Sí que son muy manejables y creo que es por el psyllium. La masa es muy elástica y hoy siguen igual de ricas. No dudes en hacerlas porque os van a encantar.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Teba! Estoy siguiendo con mucha atención tus recetas, me interesa mucho esto de bajar un poco los almidones y poner harinas que mejoren los productos sin gluten, sobre todo porque aquí en mi país -Uruguay- aun estamos muy atrás en las recetas para celíacos.
    No tengo mucha experiencia en rosquillas pero ¿será que una puntita de xantana no ayuda a que no se abran? ¿No has puesto xantana por algo en especial?
    Saludos y gracias por compartir tus conocimientos y experiencias!

    ResponderEliminar
  3. Hola Gabriela,

    Muchas gracias por seguir el blog y las recetas desde el Uruguay. Yo, como tú estoy a ver si me quedo con un 65-70% de harinas empleando alguna que otra integral y bajar los almidones hasta un 30% o un poquito más. Creo que esta combinación funciona bastante bien y las rosquillas de ayer son un intento un poco a lo loco que no salió mal.

    Sobre la xantana, de momento prefiero no usarla porque hay algunas personas que refieren que les sienta mal. Creo que son sustituibles el psyllium por la xantana y viceversa. Ambos son fibras que retienen el agua y le confieren a las masas sin gluten esa elasticidad que, de otra forma, no tendrían. Quiero seguir explorando las posibilidades del psyllium porque lo veo más natural. Igual estoy equivocada, el tiempo lo dirá ;-)

    Sobre la apertura vengo pensando dos cosas: que la fritura no la hice del todo correctamente (cantidad de aceite y temperatura) y que quizás tenían demasiado gasificante. También que me dejé sin mezclar 40 gramos de la mezcla de harinas y almidones y eso pudo influir también. Muchas cuestiones ¿no crees?

    Se me ha ocurrido que la próxima vez quizás las hornee. Así no absorberán tanto aceite.

    Un abrazo fuerte y seguimos intercambiando experiencias ;-)

    ResponderEliminar
  4. Hola Teba,
    Las rosquillas que buenas son no conocía esta propuesta.
    He buscado psyllium, dónde lo compras? és una hierba?
    Buenas reflexiones al final.
    Con naranja deben estar muy buenas.
    Me gusta la mezcla de azucar con canela para rebozar.
    Te dejo otras rosquillas que seguro te gustan: http://cuinacinc.blogspot.com.es/2012/04/rosquilles-de-lantonia.html,
    Un abrazo, (cuanto tiempo)

    ResponderEliminar
  5. Hola Teba,
    Las rosquillas que buenas son no conocía esta propuesta.
    He buscado psyllium, dónde lo compras? és una hierba?
    Buenas reflexiones al final.
    Con naranja deben estar muy buenas.
    Me gusta la mezcla de azucar con canela para rebozar.
    Te dejo otras rosquillas que seguro te gustan: http://cuinacinc.blogspot.com.es/2012/04/rosquilles-de-lantonia.html,
    Un abrazo, (cuanto tiempo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuina Cinc,
      El psyllium lo puedes adquirir en establecimientos hindúes o pakistaníes. Si vas a algún establecimiento de este tipo pide "Sat Isabgol" que es su nombre comercial. Ellos lo venden para el "mal de tripas", pero a nosotros nos viene fantásticamente para los productos sin gluten.

      La naranja es un puntazo en estas rosquillas y en cualquier tipo de repostería. Personalmente el toque de los cítricos es lo que más me gusta como aromatizante. Hay mas cosas que me gustan, pero la naranja y el limón me encantan.

      Me apunto tus rosquillas para cuando tenga un rato y ver si las convierto en versión sin gluten. Muchas gracias por tu aporte ;-)

      Un beso :-*

      Eliminar