Spring Banana bread sin gluten


Ya tenía ganas de publicar otra entrada. Le estoy cogiendo el gustillo a esto de publicar y no veo el momento de practicar I+D+I en mi cocina. 

En esta ocasión se trata de una receta de un bizcocho que se llama Banana bread. No es pan y éste es 100% integral. 

INGREDIENTES
  • 2 plátanos grandes
  • 4 trozos de piña (para aprovechar un resto de piña que llevaba varios días en la nevera)
  • 60 g de azúcar moreno integral de caña
  • 3 huevos pequeños
  • 60 g de aceite de oliva virgen
  • 100 g de yogur natural
  • 100 g de harina de arroz integral (Bauckhof es controlada por FACE y Dayelet es apta)
  • 125 g de harina de castaña (Bauckhof es controlada por FACE)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pareja de sobres de gasificante "El tigre"
  • (opcional) Para adornar: 2 fresones, azúcar para espolvorear y 1 cucharada de mermelada de fresa casera
Notas sobre los ingredientes: si no tenéis piña, ponéis dos plátanos y medio en total. La cantidad de azúcar que puse en la receta no da un sabor dulce intenso. Los plátanos no estaban muy maduros y por eso no quedó tan dulce como lo que se espera para este bizcocho. Para que tuviera sabor dulce habría que aumentar la cantidad de azúcar (la próxima vez le pondré 100 g). 



ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180º C. 

En un bol mezclar las harinas, el gasificante, la canela en polvo y la sal. Reservamos. 

Untamos un molde de los de bizcocho con aceite de oliva y espolvoreamos con harina de arroz integral. 

En el vaso de la thermomix troceamos los plátanos y la piña, echamos los huevos y el azúcar. Programamos 5 minutos a 37º C durante 4 minutos a velocidad 4. Pasado este tiempo programamos el mismo tiempo sin temperatura a velocidad 4.

Vertemos aceite y yogur y mezclamos a velocidad 2 durante unos segundos.

Por último, echamos la harina y mezclamos a velocidad 2 hasta que se haya mezclado bien. Vertemos la mezcla en el bol. Encima ponemos las dos fresas cortadas en láminas, espolvoreamos de azúcar e introducimos en el horno. 

Se hornea un tiempo aproximado de 40 minutos a 170-180º C con calor arriba y abajo. Tras salir del horno lo sacamos del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla. 



Cubrimos la parte de las fresas con la cucharada de mermelada de fresa y ya está listo para disfrutar. Es super esponjoso y está muy rico. 

Felices vacaciones. 







0 comentarios

Publicar un comentario