Brown sugar chocolate cake (bizcocho moreno de chocolate) sin gluten


Receta del libro de Dan Lepard "Short and Sweet" (que, por cierto, a fecha de publicación de esta entrada está de oferta en la página de amazon.co.uk) y adaptada para el mundo singlu. En su versión original él utiliza harina blanca de trigo normal ("plain flour"), pero yo la he sustituido por harina de arroz mezclada con harina de trigo sarraceno (sin almidones ni hidrocoloides o gomas; este bizcocho no los necesita). El resultado: un bizcocho jugoso y de sabor agradable que combinado con una tacita de café con leche os dará un postre de sobremesa o desayuno de lujo ^_^

Las recetas del libro de Lepard son recetas que requieren de un poquito más de elaboración, pero que salen buenísimas y no os van a defraudar. 

INGREDIENTES para un molde de bizcocho de 25 cm de largo

  • 50 g de agua fría
  • 25 g cacao en polvo
  • 100 g agua hirviendo
  • 50 g de chocolate troceado en trozos pequeños 
  • media cucharadita de bicarbonato sódico

  • 100 g mantequilla troceada 
  • 80 g de azúcar moreno integral de caña (la receta original lleva 175 g de azúcar moreno)
  • 125 g de leche condensada
  • 2 huevos medianos
  • (opcional) 1 cucharada de aceite de oliva (la receta original lleva dos cucharaditas de glicerina)
  • 160 g de harina de arroz (arroz de la marca SOS molido en casa)
  • 40 g de trigo sarraceno
  • 2 cucharaditas de impulsor químico tipo "Royal"
Fijaos en el "hundimiento" del centro del bizcocho. Soluciones para que esto no ocurra al final de este post.

ELABORACIÓN

Recordad que es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente

Precalentamos el horno a 180º C. 

Untaremos el molde con parte de la mantequilla de la receta y espolvorearemos con harina de arroz. Si hace mucho calor lo podéis guardar en la nevera hasta su utilización.

En un bol mezclamos el cacao en polvo con el agua fría y cuando ya esté disuelto le echamos el agua hirviendo, el chocolate troceado para que se deshaga y el bicarbonato. Reservamos. El fin de añadir bicarbonato es, según Lepard, aportarle una tonalidad rojiza al chocolate en el bizcocho y doy fé de que se consigue.

Tamizamos las harinas junto con el impulsor químico y reservamos.

En otro bol o la cubeta de la amasadora batimos la mantequilla con el azúcar, la leche condensada y la mantequilla. Si usáis la amasadora, emplead la pala amasadora (la famosa "K" en la Kenwood); si lo haceis a mano, utilizad un buen batidor de varillas y tiempo y paciencia. La mezcla alcanzará un punto que está bastante cremosa. Entonces añadiremos los huevos de uno en uno para que se mezclen bien. Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para evitar que la crema de mantequilla se corte al añadir los huevos. Si se cortara tampoco pasa nada; os lo digo por experiencias previas. Ahora tendríamos que incorporar la glicerina según la receta original, pero yo no tengo así que puse un poquito de aceite de oliva. Creo que también le iría bien un chorrito de Grand Marnier o licor de cerezas. Para acabar, vamos a incorporar la mitad de la mezcla de harinas con el impulsor químico a nuestra crema de mantequilla y mezclamos bien con el batidor. Echamos la mezcla de chocolate, cacao y bicarbonato y mezclamos y por último, la otra mitad de la mezcla de harinas.

Con una espátula echamos la masa al molde e introducimos en el horno. Yo lo he tenido 45 minutos a 180º C con calor arriba y abajo. 

Sacamos del horno, esperamos un minutito y desmoldamos sobre una rejilla. La harina de arroz del molde ayuda a un desmoldamiento perfecto y le da un toque "crunchy" (crujiente) a la parte exterior de este bizcocho. 

Dan Lepard advierte en su libro del posible "hundimiento" ("collapse") en la parte central del bizcocho por tratarse de una masa con alta proporción de grasa y azúcar y él propone dos remedios que podemos intentar por separado o conjuntamente para intentar que esto no ocurra: (1) añadir dos cucharadas extras de harina a la mezcla para que la masa se asiente y suba más por el centro (por ejemplo sarraceno que es menos arenosa y va a absorber mejor el líquido) y (2) añadir una cucharada extra de clara de huevo (esto ayuda a que el azúcar y la grasa permanezcan "unidos" en la mezcla).

Si lo intentáis no os va a defraudar.

¡Mirad qué miga y qué textura! 







0 comentarios

Publicar un comentario