Tarta de albaricoques y arándanos sin gluten



Me compré el libro "The gluten-free baker" de Hannah Miles esperando con ilusión que me abriera los ojos en cuanto a posibles combinaciones de harinas sin gluten. Este libro está también disponible en castellano, pero la versión inglesa era más barata ;-)

Mi gozo en un pozo. 

El libro es muy bonito, las fotos son espectaculares, pero las recetas no son lo que esperaba. Me he llevado una decepción en cuanto a las harinas de las listas de ingredientes. Todas ellas son "gluten-free flour" es decir, "harina sin gluten". Y yo pensé "pues muy bien, ¿y ahora qué harina uso?" y siempre estamos con lo mismo. Hace un mes me había comprado otro libro de Marco Scaglione, un cocinero muy famoso en el mundo singlu italiano. Llegó el libro. Todo eran mixes de harinas de una u otra marca y, de nuevo sin alternativas de harinas. Otra decepción y devolví el libro. No es la primera vez que lo hago.

Lo siento mucho, pero no quiero que todas mis elaboraciones sin gluten dependan de una combinación "mágica" de ingredientes que no controlo. Me enfada personalmente que un libro entero (¡entero!) presente un número x de recetas y ¡todas sin excepción! elaboradas con mixes comerciales. Y como soy terca, y sigo buscando, pues me tiro a la piscina y en ocasiones sale muy bien, como hoy. No sólo salen bien sino que quedan espectaculares y si alguien es capaz de decirte que esta tarta es sin gluten, me lo presentas y le entrevisto :-) 

La tarta es la que ilustra la portada del libro. Es preciosa. La combinación de colores, esa textura..., hizo que me metiera entre las páginas a buscar esa receta. La tengo que hacer, pensé, tiene que estar buenísima. Y con un cambio he podido versionar la receta del libro. 



INGREDIENTES para un molde de 20 cm de diámetro

  • 92 g de mantequilla a temperatura ambiente (Las Nieves; Espinosa de los Monteros)
  • 125 g de azúcar
  • 3 huevos medianos a temperatura ambiente 
  • 200 g de almendra molida
  • 62 g de harina de trigo sarraceno
  • 1 cucharadita de impulsor químico tipo "Royal"
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • la puntita de una cucharilla de postre de psyllium
  • 4 albaricoques cortados por la mitad (la receta original lleva ciruelas)
  • 80 g de arándanos frescos 
  • azúcar glacé para adornar


ELABORACIÓN

Precalentamos a 160º C. 

Untamos con mantequilla un molde de 20 cm de diámetro y lo espolvoreamos con harina de trigo sarraceno.

En un bol mezclamos la almendra molida, la harina de trigo sarraceno, el impulsor químico y el psyllium. Reservamos. 

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté muy cremoso y de color más claro, casi blanco. Si utilizáis un robot emplead la pala amasadora, si lo hacéis a mano, un buen batidor de varillas. Después, iremos añadiendo los huevos de uno en uno. Por último, incorporaremos la mezcla de harinas que teníamos reservadas y mezclaremos bien. 

Vertemos la mezcla al molde y la alisamos para ajustarla a las paredes. Colocamos las mitades de albaricoque y los arándanos por encima. Introducimos en el horno. 

Horneamos durante 1 hora a 160º C con calor arriba y abajo. Sacamos del horno y la dejamos 10 minutos en el molde antes de sacarla. 





Desmoldamos y la pasamos a un plato. Espolvoreamos azúcar glacé para decorar. Otra opción sería poner mermelada de albaricoque. Lo que deseéis. 



Y aquí está la miga. Tierna y deli-cio-sa. ¡Qué aproveche! No olvidéis el potencial nutritivo de esta tarta. 100% integral, con la fibra y las grasas saludables de la almendra y el punto fresco y aromático de las frutas. Espero que la disfrutéis.



6 comentarios

  1. Vaya como salivo viendo el corte de esta tarta. Me la apunto en la lista de cosas a hacer. ;)
    En cuanto a lo de las harinas en libros... es a lo que estamos acostumbrados los celíacos, no te ponen que harinas usan o son mixes comerciales.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecha a hacerla con cualquier otra combinación de frutas que se te ocurra porque ésta es de esas tartas que repetirás seguro. A mí la almendra es que me pirra :-) y cualquier postre que la lleve mejora un 200% por no hablar de todo el beneficio nutricional que supone añadir un fruto seco.
      Lo de las harinas a mé me desconcierta, pero en los libros que son glutaneros también podríamos hablar de las indicaciones sobre harinas. Creo que en este sentido, mejoraremos el panorama descubriendo más posibilidades y mejores a nivel nutricional ¿no crees?

      Un beso "mu" gordo

      Eliminar
  2. Se ve super esponjosa y un bizcocho húmedo, que rico debe de estar, a mi os melocotones en almíbar, y quedan magníficos en preparaciones. Los arándanos, ... no me llaman mucho la atención. Pero el bizcocho se ve genial.
    bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola,
      está muy esponjoso y muy, muy bueno.
      Puedes combinar las frutas como mejor te guste: mango, melocotón, peras, fresas, etc. Lo que tú quieras o tengas a mano.
      Pruébalo que te va a gustar.

      Besotes

      Eliminar
  3. Para quitar el hipo !!
    Ya me la imagino y me la guardo para cuando me lleguen los higos. Aunque con nectarinas también me la comería .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cecília,
      La base es buena para combinarla con todo. Te va a gustar mucho ;-)
      Un abrazo

      Eliminar