Tartaletas de puerro y cebolla roja sin gluten (sin almidones)



INGREDIENTES para 6 tartaletas

Para la masa 

100 g almendra molida 
125 g harina de avena certificada sin gluten (Bauckhof, Glebe Farm, La finestra sul cielo; si tenéis copos podéis molerlos hasta obtener harina)
Una pizca de sal 
20 g de aceite de oliva, mantequilla o margarina
2 cucharadas de agua muy fría (nevera) 

Para el relleno  

1 cucharada de aceite de oliva  
1 puerro cortado en rodajas
1 cebolla roja en juliana
Un puñado generoso de avellana tostada troceada (o cualquier otro fruto seco)
Una pizca de sal  
Una cucharadita de zumo de limón  
2 cucharadas rasas de harina de trigo sarraceno
100 g de leche o bebida vegetal  
Pimienta negra molida


ELABORACIÓN 

Precalentamos el horno a 160º C. 
Engrasamos unos moldes de tartaleta o como en este caso, unos moldes para hacer muffins. Los enharinamos ligeramente. 

Para la masa:

Mezclamos los ingredientes secos en un bol con un batidor de varillas o en el bol de la thermomix con dos golpes de turbo. Añadimos la grasa elegida (mantequilla, aceite o margarina) hasta que quede una textura arenosa. Incorporaremos una primera cucharada de agua e intentaremos conseguir una bola con la masa. Si vemos que aún no podemos formar la bola, añadimos otra cucharada de agua. 


Dividimos la masa en 6 porciones. Os aviso de que esta masa se rompe que da gusto así que no os agobiéis con ella. La manera útil de que esta masa no os desespere es estirarla en medio de un papel de hornear doblado a golpes de mano y con paciencia. Primero he formado círculos con un cortapastas  de 4 cm de diámetro para el fondo de las tartaletas y después he ido estirando tiras de masa y cortando rectangulitos para irlos acoplando a las paredes como si de baldosas se tratara en plan brico-cocina total. La acomodaremos a los moldes presionando para que los trozos de masa se queden unidos. Este proceso es ideal para hacer con niños :-D

Las hornearemos en blanco, es decir, sin el relleno durante 15 minutos. Sacamos la bandeja y reservamos. No desmoldamos. 


Para el relleno: 

Mientras se hornea la masa podemos ir preparando el relleno o lo podremos haber preparado de víspera. En una sartén salteamos el puerro y parte de la cebolla roja con el aceite a fuego medio durante unos 5 minutos con cuidado de que no se nos queme. Añadiremos la cebolla roja restante y cocinaremos 5 minutos. La idea es dejar la cebolla en dos texturas que le da un toque al plato, pero si no os apetece salteáis toda la cebolla a la vez que el puerro y listo. 

Echamos a la sartén la harina de trigo sarraceno y la avellana troceada mezclando bien. Por último la leche o bebida vegetal y el zumo de limón y dejamos que hierva un par de minutos hasta que "ligue" toda la mezcla. Sazonamos con un poquito de pimienta negra molida y rellenamos nuestras tartaletas previamente horneadas con esta mezcla (un par de cucharadas) y las introducimos al horno durante 10 minutos, los últimos dos minutos con potencia en el grill para que cojan color doradito. 

Dejaremos enfriar completamente antes de desmoldar. Servir templadas o calientes. 

Ya sólo queda disfrutar ;-)





4 comentarios

  1. Oh que bueno Teba y singlu !!!! Cuando bajen los calores las pruebo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cecilia,
      pues tengo otra en mente que pinta muy bien, pero es una sorpresa también sin gluten
      ;-)
      La masa es mejorable. Yo pondría un poquito más de mantequilla/agua para hacerla menos quebradiza. Y unos pocos minutos de horno más hasta un total de 20 en el segundo horneado.
      Te van a gustar ;-)

      Eliminar
  2. Me encanta esta receta!! Este tipo de masa tiene que ser muy gustosa. Al llevar almendra te permite rebajar la cantidad de mantequilla, verdad? Ahora que parece que dejaremos atrás esta ola de calor espero probarla muy pronto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna,
      A pesar de llevar almendra, si ésta no está muy molida y ha sacado el aceitillo, te puede quedar la masa muy seca. Si ése es el caso, pon una cucharada más de mantequilla y de agua. Así quedará más jugosa. Si no, quizás no la encuentres jugosa y un poco terrosilla. Un abrazo y gracias por el comentario ;-)

      Eliminar