Albóndigas de lentejas sobre calabacín asado (receta vegana)


¡Hola de nuevo!

Quería emular esta receta del blog de oh she glows pero con lo que tengo a mano en casa. Para variar no tengo todos los ingredientes de la misma. Evidentemente no dispongo de esa fantástica calabaza que una vez asada queda como el espagueti de la receta original :-D  Peeeeeero, tengo algo mejor, un calabacín recién cogido de la huerta que me regaló Fernanda de la finca Castilla Verde (Frómista, Palencia). Y los tomates secos de la receta los he sustituido por tomates frescos de la huerta de Iñaki asados en el horno. Algo podremos hacer... 

A ver cómo me lo curro.


INGREDIENTES para 18 albóndigas

Guarniciones:
  • 6 tomates 
  • 1 calabacín grande
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal al gusto

Masa de las albóndigas: 
  • 60 g de avellanas tostadas finamente picadas. La receta original lleva nueces.
  • 250 g de lentejas cocidas (pardina de la finca Castilla Verde) únicamente con agua, sal, laurel y ajo. La receta original lleva alubias.
  • 1 zanahoria pelada y rallada
  • 2 tomates secos (yo he puesto medio tomate asado) 
  • 65 g de copos de avena picados en forma de harina basta (los he sustituido por 95 g de bagazo de la bebida de avena)
  • 1 cucharada de aceite de oliva 
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas mezclados con 3 cucharadas de agua. Como he utilizado el bagazo de avena y éste ya contiene agua, he mezclado el lino con el bagazo y no le he puesto agua
  • medio pimiento verde picado
  • perejil fresco picado
  • albahaca fresca (yo he puesto seca)
  • orégano seco
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • sal y pimienta al gusto
Nota para los celíacos: Si empleáis avena certificada sin gluten esta receta es apta para una dieta sin gluten. 


ELABORACIÓN

Albóndigas: 

Asamos el calabacín y los tomates cortados por la mitad unos 35 minutos a 190º C. Dejamos enfriar para poder pelar el calabacín y cortarlo en trozos. Esta parte la podemos dejar hecha de víspera. Reservamos el tomate asado para la salsa con la que vamos a acompañar esta receta. 

Precalentamos el horno a 180º C. En un bol mezclamos todos los ingredientes de la masa de las albóndigas y con ayuda de un tenedor los mezclamos bien. Queda una masa espesa que se maneja bien y no es dura. Es interesante que parte de las lentejas queden enteras y no nos preocuparemos si alguna se rompe. 

Con las manos formamos bolas como de tamaño de pelota de golf. Con las cantidades que he puesto salen 18 bolas y la masa se maneja bien sin problemas. Las iremos colocando sobre una bandeja metálica forrada con papel de hornear. 



Horneamos durante 35 minutos a 180º C. A los 20 minutos miraremos cómo están. Si les queréis dar la vuelta ayudaos con una espátula ya que se quedan pegadas al papel y si las cogéis con la mano se os romperán. Yo no he necesitado darles la vuelta ya que se han tostado por la parte de abajo :-)




Salsa de tomate:

En una sartén echamos una cucharada de aceite de oliva y el tomate sin la piel y no troceado y lo ponemos a fuego suave. Lo dejaremos lo más entero posible y a medida que se vaya evaporando al agua residual lo trocearemos con la cuchara de palo para que se vean los trocitos. Sólo hay que esperar a que se evapore el agua. Salamos al gusto, espolvoreamos un poco de orégano y ya está listo. 


Emplatado:

Ponéis una base del calabacín asado, encima las albóndigas y las cubriremos con un poco de la salsa de tomate. Así de ricas lucen ;-)




Su sabor es impresionante y la humedad interna que tienen es una pasada. Me han encantado. 

He congelado 10 albóndigas sin la salsa de tomate en un recipiente hermético para otra ocasión ya que estas recetas que son más trabajosas hay que aprovecharlas para los "túper" del curro. 








2 comentarios

  1. Un plato sano y muy bueno que tengo que hacerlo tal cual.Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doris,

      sanas y muy ricas. Y además congelan estupendamente :-)
      Saludos y un beso

      Eliminar