Mini-hamburguesas de remolacha (receta vegana)

Sugerencia de presentación con salsa Baba Ganoush

En esta ocasión vengo a mostraros una versión de esta receta de Isa en la que ella hace unas hamburguesas de cuarto de kilo veganas. No he hecho la receta tal cual (para variar). He preferido no poner el pan rallado para hacerlo una opción sin gluten, he sustituido las lentejas por alubias canela, he quitado el arroz y he cambiado ligeramente las especias. Además, he hecho mi adaptación a las cantidades un poco a mi aire (para variar). Las medidas en tazas las he adaptado a a gramos y seguramente las cantidades de la receta de Isa y la mía no coincidan exactamente. En todo caso, para mí están más que apetecibles.

Aquí acompañadas de una salsa vegetariana de curry y papaya que venden en el Supermercado Aldi


INGREDIENTES para 16 minihamburguesas de 4 cm de diámetro


Para la masa: 
  • 200 g de remolacha cocida 
  • 200 g alubia canela cocida bien escurrida (Rincón del Segura)
  • 50 g copos de avena desnuda molidos (finca Castilla Verde)
  • 2 cucharadas de lino molidas
  • 1 cucharadita de cáscaras de psyllium molido (hindú)
  • 1 cucharada harina de garbanzo (sin gluten, Las Panaeras Sevillanas)
  • media cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • una pizca de comino molido
  • una pizca de cilantro molido 
  • una pizca de sal
Para freírlas: 
  • 50 g de copos de avena
  • 1 chorrito de aceite de oliva vírgen
  • una sartén antiadherente buena
Nota para pacientes celíacos: Si escogéis copos de avena certificados sin gluten, esta receta es una opción para aportar una buena combinación proteica (legumbre+cereal), fibra, minerales, sustancias antioxidantes y vitaminas. 

El pan que se ve en las fotos es de trigo, no es un pan sin gluten y tampoco es vegano porque lleva leche en polvo en su formulación, pero por si os surge la duda sí es pan hecho en nuestra casa (receta del Pullman Bread del libro "Bread" de Hamelman).


ELABORACIÓN

De víspera es conveniente cocer la remolacha y las alubias para que cuando las vayamos a utilizar estén fríos. Puedes utilizar los tarros de legumbre cocida. Son muy socorridos y te ahorran acordarte de ponerlas a remojo y cocinar las legumbres. La remolacha es a veces un ingrediente con el que yo tengo pocas opciones más allá de cocerla para ensalada. A veces viene varias semanas seguidas en la cesta y no sabes muy bien qué hacer con ella. Pues ya está, aquí tenemos otra opción :-)


El día de la elaboración: 

Picar la cebolleta, el ajo y el perejil. Reservar. 
Picar la remolacha. Reservar. 

Para mezclar todos los ingredientes he empleado la thermomix 4 segundos a velocidad 4. Si no tenéis un robot mezcláis todos los ingredientes con fuerza para que se rompa la legumbre y se una todo bien. Dejaremos reposar una media hora. 


La masa me ha quedado blandita con lo que he optado por pasarlas por copos de avena antes de freírlas. Evidentemente, este exceso de humedad puede deberse a que no he puesto el pan rallado de la receta original o a que mis ingredientes húmedos tenían un mayor contenido de agua. 


Para formarlas me he ayudado de una cuchara para coger la medida de la cantidad de masa. No conviene hacerlas grandes porque las pequeñas se manejan muchísimo mejor. Además, su presencia es muy mona. 

Calentamos la sartén bien pero con fuego medio, no fuerte que no queremos quemarlas. Echamos un chorizo muy fino de aceite y seguidamente las minihamburguesas. Las cocinamos a fuego medio durante 7 minutos por cada lado para que se hagan bien.



Truqui del almendruqui: Cuando ya las tenemos en la sartén las aplastamos suavemente con una espátula a golpecitos; queremos que toda la superficie esté  en contacto con la sartén y que se hagan bien. Al darles la vuela repetiremos la misma operación, las aplastamos ligeramente con la espátula. Toman un color dorado muy agradable y los copos de avena no quedan duros. 


Se pueden congelar una vez están frías. 

¡Hala! ya tenemos otra alternativa para almorzar a mediodía del curro. 

Están buenísimas. En la foto de abajo las he presentado con salsa Baba Ganoush (receta de mi querida Libélula Roja), una salsa a base de berenjena asada y que además, también es 100% vegana.

Bon apetit!




4 comentarios

  1. Teba, qué buenas, las probaré y te cuento, que pinta tienen! Otra cosa, ¿has probado a asar las remolachas en lugar de cocerlas? Yo suelo aprovechar el calor residual que queda en la chapa de acero tras hornear pan, envueltas en papel de aluminio. Concentran mucho más el sabor... Besos desde Valencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocío,
      En esta ocasión me habían regalado una remolacha ya cocida y no he tenido oportunidad de asarla, pero es una buenísima idea para eliminar humedad y conseguir concentrar el sabor un poco más. Tienes razón ;-)
      Besos para ti también :-*

      Eliminar