Curry de calabaza y coco (sin gluten, receta vegana)




Ahora que llega el frío (por lo menos en el norte) ya apetecen platos calentitos para confortar el cuerpo. La autora de esta receta es Blissful Basil. Ella lo acompaña con arroz integral cocido. Yo, por comodidad he preferido añadir una patata para hacer el menú del "tuper" de mañana ya completo. 

Este curry ha sido un éxito, si bien creo que habrá que aligerarlo en la próxima ocasión por su alto contenido en grasa saturada tal y como explico al final del en la sección del valor nutricional de la receta


INGREDIENTES para 3-4 personas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 1 diente de ajo picado
  • Especias molidas (en polvo): 
    • 1 cucharada de curry 
    • media cucharadita de cilantro 
    • media cucharadita de cúrcuma
    • una pizca de canela 
    • una pizca de jengibre 
    • una pizca de pimienta cayena o guindilla picada
  • sal al gusto
  • 1 lata de leche de coco (400 ml) 
  • 400 g de calabaza cortada en trozos grandes 
  • un puñadito de judías verdes picadas
  • 1 patata mediana en trozos similares a los de calabaza (200 g)
  • 1 tomate grande o dos medianos cortados en rodajas (150 g)


ELABORACIÓN

En una cazuela ponemos el aceite con el ajo y la cebolla picados a pochar tapado y fuego suave. 

Añadimos las especias (curry, cilantro, cúrcuma, canela, jengibre y pimienta de cayena/guindilla) y la sal. Mezclamos bien.

Vertemos la leche de coco batiendo bien para que se integren las especias en la misma. Incorporamos la calabaza, la patata, la judía verde y los tomates. Dejamos que se cueza durante 20 minutos o hasta que veamos que la patata y la calabaza estén ya cocidas.

En caso de quererlo más espesito podéis triturar un par de cazos e incorporárselos después al caldo del curry. Yo he utilizado el bagazo de la bebida de avena para que engorde un poquito ;-) 

Servir  calentito. 



Valor nutricional por porción (cálculo de la receta para 4 porciones)


  • Energía: 259 kcal
  • Grasas totales: 22 g de las cuales: 
    • grasas saturadas: 16 g
  • Hidratos de carbono totales: 16 g (1 y media raciones de HC) de los cuales: 
    • fibra: 3g 
    • azúcares sencillos: 1 g 

No es un plato excesivamente energético pero sí con alto contenido en grasas saturadas. Bajo en hidratos de carbono y un interesante aporte de fibra. De las vitaminas destaca su aporte en vitamina A y C con discretos aportes de folatos y vitamina B6. Entre su aporte mineral cabe mencionar hierro, magnesio, potasio, manganeso y cobre. 


El contenido tan elevado de grasas saturadas se debe a la leche de coco. La leche de coco contiene un 17% de materia grasa (como una nata de cocinar) y se trata fundamentalmente de grasa saturada. A pesar de que existe debate entre los posibles pros y contras de esta grasa saturada del coco (fundamentalmente compuesta por ácidos grasos de cadena media; ácido láurico), no se trata de un alimento para todos los días por muy vegetal que sea. Si queréis aligerar la receta os recomiendo emplear solamente 100 ml de de leche de coco y 300 ml de caldo de verduras. Así conseguiremos aliviar esta receta en contenido energético y aporte de grasas saturadas, manteniendo el sabor de la leche de coco para que la receta no pierda toda su identidad. 

4 comentarios

  1. Çok leziz ve güzel görünüyor. Ellerinize sağlık.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Merhaba sağlıklı hayat.

      Yorumlarınız için çok teşekkür ederim. Bir tebrik .

      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡¡Me encanta la receta!! Tiene que estar muy buena y es muy apetecible para estos días mas fresquitos que tenemos. La apreciación que haces de la leche de coco es muy buena y está bien que lo avises. He cogido una lista de alimentos prohibidos para tratar el colesterol que le ha dado alto a mi marido y viene como prohibido.
    Pero vamos, que haré tu receta sin el coco que sigue siendo rica seguro!!
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Lourdes!

      Pues sí, esta receta está muy buena y es ideal para las noches otoñales :-D

      Efectivamente la leche de coco contiene bastante grasa saturada y no sería adecuada para todos los días. Pero, no la considero peor alternativa que otros alimentos grasos equivalentes como podrían ser la nata láctea o de soja.

      Sin el coco puedes emplear cualquier caldo vegetal que es lo que pienso hacer la próxima vez yo ;-)

      Un besote

      Eliminar