Buñuelos de brócoli sin gluten


Llega un pedazo de brócoli en la cesta de verduras y quería variación más allá del brócoli cocido con refrito de ajos. Ésta es la alternativa que os presento. Con salsa picante están buenísimos. Yo uso una de supermercado chino que se llama "Doubanjiang" o "chilli bean sauce" de la marca Lee Kum Kee. A vuestro gusto.

 
INGREDIENTES para 8 buñuelos
  • 60 g de almendra molida 
  • 1 cebolla pequeña (50 g)
  • (opcional) cilantro fresco
  • 55 g de queso de vaca picado finamente 
  • 240 g de brócoli cocido al vapor y picado finamente  
  • 1 huevo 
  • sal y pimienta negra 
  • 1 cucharada de aceite para freírlos (a la plancha)


ELABORACIÓN 

Si no la tenemos molida, molemos la almendra con ayuda de un robot de cocina o molinillo. Reservamos.

Picamos la cebolla, el cilantro y el queso y en un bol mezclamos todos los ingredientes. Salpimentamos al gusto. Obtendremos una pasta que queda bastante blanda.




Calentamos una sartén pequeña a fuego fuerte. Bajamos el fuego y echamos la masa con ayuda de una espátula (3 buñuelos por tanda). Es una masa frágil por lo que es conveniente manejarla con dos espátulas y cuidado para darle vueltas hasta que estén bien hechos por ambos lados (unos 5 minutos por cada lado). 

Es mejor poner un queso con más sabor y más fuerte porque el queso de vaca es muy suave y casi ni se nota. Se pueden poner otras especias o emplear cualquier otra verdura cocida a la que no sepáis qué utilidad dar.


VALOR NUTRICIONAL por buñuelo
  • Energía: 99,5 kcal
  • Hidratos de carbono: 5 g (media ración HC), de los cuales
    • Azúcares sencillos: 1,4 g
    • Fibra: 2 g 
  • Lípidos totales: 7,3 g, de los cuales
    • grasas saturadas: 1,6 g
    • grasas monoinsaturadas: 4 g
    • grasas poliinsaturadas: 1,2 g 
    • colesterol: 32 mg
  • Proteínas: 4,8 g 
  • Minerales: Moderados aportes de manganeso (12% de las necesidades diarias) y fósforo (10%) y aportes bajos , pero a tener en cuenta de magnesio (8%), calcio (7%), cobre y selenio (6%) y zinc, hierro y potasio (4-5%).
  • Vitaminas: Aportes altos de vitamina K (54% de las necesidades diarias) y vitamina C (24%), moderados de vitamina E (13%), A (11%) y folatos (10%) y bajos de riboflavina (8%) y B6 (5%). 

Un plato que puede servir de acompañamiento o ir como plato principal acompañado de pasta, legumbre, patatas o arroz para complementar los hidratos de carbono complejos. Bajísimos aportes de grasas y colesterol y muy interesante aporte de fibra. Asimismo, me parecen muy interesantes las contribuciones a las necesidades diarias de elementos tan importantes como las vitamina K, C, E, A y folatos y de fósforo, magnesio, calcio, cobre, selenio, zinc, hierro y potasio ya que si consideramos que en un plato se pueden comer dos o tres de estos buñuelos estaríamos multiplicando el valor nutricional que está calculado por pieza.

0 comentarios

Publicar un comentario