Polvorones de avellana sin gluten y sin azúcares añadidos


Personalmente, me gusta más la avellana que la almendra y confieso que no soy de polvorones, por eso mi propuesta de polvorón no es nada tradicional :-D. Coincido con una compañera de trabajo quien también es muy fan de este fruto seco en que cualquier postre al que se el añada la avellana tendría que ganar en sabor. A mí me gusta la variedad negreta de Reus, una avellana pequeña que tiene un sabor que es una auténtica pasada.

Estos están versionados para hacerlos sin gluten además de no contener azúcares añadidos. Como referencia me he basado en una entrada reciente de los polvorones de avellana sin azúcar de Webos Fritos.



INGREDIENTES para unos 14 polvorones de 4 cm de diámetro
  • 100 g de harina de maíz (Auchan)
  • 100 g de harina de trigo sarraceno (Bauckhof)
  • 100 g de avellanas peladas sin cáscara
  • 80 g de aceite de oliva virgen extra
  • La piel de un limón
  • 100 g de edulcorante Dayelet para hornear
  • media cucharadita de goma xantana
  • (opcional) edulcorante molido para adornar los polvorones. 
 

De víspera

Tostaremos las harinas a 130º C durante 30 minutos con calor arriba y abajo. De vez en cuando abrimos el horno y movemos un poco la harina para que no se queme.

Tostaremos las avellanas para poder pelarlas y que cojan un poco de color dorado. Esta tarea la podemos tener hecha de antes o bien utilizar un fruto seco ya tostado.

Calentamos el aceite de oliva con la cáscara de limón y freímos a fuego suave hasta que esté frita. Dejamos enfriar y reservamos. 


Al día siguiente: 

Trituramos las avellanas con un robot de cocina o molinillo de café.

En un cuenco echamos las harinas y las avellanas trituradas y mezclamos bien. Formamos un volcan e incorporamos el edulcorante y el aceite de oliva. Hay que mezclar bien la masa hasta conseguir una masa homogénea. Envolvemos en film transparente y metemos a la nevera (mínimo media hora).

Sacaremos del frigorífico, quitamos el film y aplastamos la masa. Si véis que se pega, se puede estirar con ayuda de papel de hornear pasando el rodillo para dejarla de 1 cm ó 1,5 cm de altura.

Con un cortapastas (de 4 cm de diámetro) vamos cortando los polvorones y muy cuidadosamente los colocamos en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear. Aprovecharemos los trozos sobrantes para juntarlos y obtener alguna pieza más.

Dejamos reposar 1 hora en la nevera.

He horneado 12 minutos a 180º C con calor arriba y abajo a altura media en el horno. No queremos que cojan mucho color por lo que estaremos muy pendientes del horno para que no se quemen. 


Se han expandido en el horno y han quedado más con la apariencia de galleta que de polvorón. A pesar de todo, me vale el resultado de esta primera prueba. Su sabor es increíble. 


Los sacamos del horno y cuando estén fríos los sacamos muy cuidadosamente con una espátula. Se pueden espolvorear con un poco de edulcorante en polvo (lo podemos moler con un molinillo) y envolverlos con papel de seda (medidas aproximadas de mis trozos: 17,5 x 19,5 cm). 

Los colocamos en una cajita bien mona y ya tenemos un postre navideño para regalar y agasajar a quien queramos. 





VALOR NUTRICIONAL por polvorón (34 g aprox.)
  • Energía: 163 kcal
  • Hidratos de carbono: 19 g (2 raciones de HC), de los cuales
    • Azúcares sencillos: 1 g
    • Polialcoholes: 7 g 
    • Fibra: 2 g
  • Lípidos totales: 11 g, de los cuales
    • Grasas saturadas: 1,2 g
    • Grasas monoinsaturadas: 7,6 g
    • Grasas poliinsaturadas: 1,4 g 
  • Proteínas: 2,5 g
  • Minerales: El aporte más importante es de manganeso (29% de las necesidades diarias), magnesio y cobre (9%), fósforo (7%) y hierro y zinc (4%).
  • Vitaminas: Con un polvorón se cubren el 10% de las necesidades diarias de vitamina E, 6% de niacina y 5% de tiamina y vitamina K.

En resumen: Se trata de un postre de contenido energético alto a pesar de incluir un edulcorante a base de polialcoholes con un correcto aporte de fibra y buen perfil de grasas, principalmente insaturadas. Cumple con su función de no contener azúcares añadidos, pero hay que contabilizar los 19 g de hidratos de carbono (2 raciones HC) en el cálculo total de hidratos. 


#SINsepuede

2 comentarios

  1. Aiiii pero qué cosa más rica!!! Me pierden estos dulces!
    Feliz día de reyes y feliz año!
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fani! Sí que quedaron ricos :-D
      Feliz años para ti también. Y un beso muy fuerte.

      Eliminar