Pasta fresca sin gluten y sin huevo (con espinacas frescas)



Otra de las cosas a las que le tenía ganas desde semana santa (más o menos) cuando lei el tutorial de pasta fresca de Mi Menú sin Gluten. Ayer, sin pensarlo demasiado me puse a buscar la receta y a ver cómo la iba a versionar yo. Aquí os traigo mi adaptación, con trigo sarraceno en lugar de harina de castaña, sin huevo, con espinacas de mi cesta de verduras y un poco menos de psyllium y xantana que la fórmula del tutorial de Susana.


INGREDIENTES para 4 personas
  • 180 g de almidón de maíz (Maizena)
  • 135 g de harina de trigo sarraceno (Bauckhof) o cualquier otra harina de vuestro gusto
  • 3 g de psyllium (Sat Isabgol)
  • 3 g de goma xantana
  • 5 g de sal
  • 240 g de espinacas cocidas y trituradas
  • 20 g de aceite de oliva virgen

ELABORACIÓN

Si no lo tenemos listo, preparamos las espinacas. Se pueden cocer al vapor durante 10 minutos en el recipiente varoma de la thermomix una vez que alcanza la temperatura. Si no, se pueden escaldar en agua hirviendo. No queremos que se cocinen mucho para que no pierdan ese verde tan intenso (tipo "Shrek" o "Hulk"). Dejad enfriar bien.
 

En un bol ponemos el almidón de maíz, harina de trigo sarraceno, psyllium, goma xantana y sal. Hacemos un hueco en el centro y echamos el aceite y el triturado de espinacas frío, metemos la mano y a mezclar. Incorporamos bien toda la harina y amasamos un poco. Se amasa divinamente, es una masa muy blandita.  


Dejamos reposar una media hora en un bol/recipiente tapada con un film transparente. 

Cortamos la masa en cuatro o cinco trozos del mismo peso aproximadamente, Estiramos con la máquina de hacer pasta, ayudándonos con harina de trigo sarraceno (yo tengo una Marcatto y la he estirado hasta el número 3; no me he atrevido a más por si me la cargaba). Si no disponéis de máquina de pasta, podéis estirarla con un rodillo y un poquito de harina (de trigo sarraceno en mi caso) sin problema. He hecho la prueba y es fantástico lo bien que se deja estirar sin romperse. No sabéis lo que he disfrutado con esta masa.


Antes de cortarla, la dejaremos secar en posición horizontal sobre una tabla de madera o la encimera.

Cortamos como más nos guste; tallarines, lasaña, canelones o podemos rellenar raviolis. 

Nosotros cortamos tallarines y los dejamos en horizontal sobre un trapo limpio y seco.


Cocción: En agua hirviendo no demasiado "poderosamente" durante dos minutos.

La verdad es que me sorprendió el sabor, que no me recordaba al almidón y se parecía bastante al sabor de la pasta de sémola de trigo. Al cocer no se rompió la pasta; aguantó bien la cocción. Pero, la que dejamos cocida (para el tuper del día siguiente) sí que es más quebradiza. Esto os lo comento por sacarle un "pero". Sin embargo, la pasta estaba más que digna para mí, sobre todo por lo fácil que era la masa de manejar. 


VALOR NUTRICIONAL por persona
  • Energía: 346 kcal
  • Hidratos de carbono: 68 g (7 raciones de HC),de los cuales:
    • Fibra: 7 g
    • Azúcares sencillos: 1 g
  • Lípidos totales: 6,3 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: 1 g
    • Grasas monoinsaturadas: 4 g
    • Grasas poliinsaturadas: 1 g 
  • Proteínas: 6,2 g
  • Minerales: Con este plato, sin considerar los aliños o apaños que le añadamos ya cubriríamos el 50% de las necesidades diarias de manganeso, 23% de magnesio, 19% de calcio, 14% de hierro, fósforo y potasio, 13% de cobre y 8% de zinc.
  • Vitaminas: Casi el doble (177%) de las necesidades diarias de vitamina A y vitamina C, 24% de folatos, 15% de vitamina B6, 13% de niacina, 12% de tiamina y 8% de riboflavina.

Comentario de la Dietista-Nutricionista: Está claro que la pasta sin gluten tiene un elevado aporte de hidratos de carbono, pero son hidratos de carbono complejos y merece la pena destacar el gran aporte de fibra de este plato (son siete gramos, siete!). El contenido en grasas es bajo y son fundamentalmente monoinsaturadas, así como cero colesterol (no lleva huevo). Destaca especialmente por sus elevados aportes de manganeso, magnesio, calcio, hierro, fósforo, vitamina A, C, folatos y B6. Si no te quieres pasar con los hidratos de carbono en la comida o la cena con este plato de pasta, deja el pan a un lado y combínalo con verduras y/o proteínas animales que no lleven un exceso de grasas de las "menos saludables". Además, si es posible camina un poquito ese día para cumplir con esos 30 minutos de actividad física diaria que ninguno deberíamos descuidar.


#SINsepuede

2 comentarios

  1. La pinta, desde luego, es para Shrek del gusto. Y si no me invitas, entonces, sí, al Hulk no hay quién me lo quite. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hooola Mai!!!
      Por supuesto que estás invitada cuando quieras, a mí también me gusta más Shrek, es más simpaticote.
      Un besazo :-*

      Eliminar