Masa de pizza de calabacín sin gluten (sin almidones)



Sabrosísisma y sorprendente. No lleva levaduras, ni impulsores, ni almidones. En este caso se trata de una receta basada en productos vegetales y que incluye queso y huevo, es decir, ovo-lacto-vegetariana

Si no puedes tomar lácteos y/o huevo, te comento. El queso es totalmente prescindible y yo sustituiría el huevo por un poco de legumbre cocida aplastada (garbanzos, alubias o lentejas).

De todas las opciones que he encontrado en internet para hacer una masa de pizza con calabacín, ésta del blog Apples to Zoodles es la que más me ha gustado. Yo la he adaptado a mis gustos y para hacerla sin gluten.

INGREDIENTES para una pizza de 24 cm de diámetro (3-4 personas)
  • 1 calabacín grande de unos 700 gramos
  • sal
  • 1 huevo
  • 40 g de harina de harina de trigo sarraceno (Bauckhof)
  • 40 g de queso mozzarella (marca Eroski)
  • 1 diente de ajo muy picadito
  • Especias: Orégano, albahaca y pimienta negra


ELABORACIÓN

Limpiamos el calabacín con agua por la parte externa, cortamos a lo largo y quitamos las semillas internas, sin eliminar la piel. Rallamos el calabacín con thermomix durante 6 segundos a velocidad 4 y medio. Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo con un rallador a mano y con paciencia. Añadimos la sal y mezclamos. Así, el calabacín rallado soltará más agua. 

Con ayuda de un trapo escurrimos muy bien el calabacín. Este paso es importante para eliminar el máximo de agua posible y para que quede una base crujientita. 



Precalentamos el horno a 180º C.

En un bol mezcamos el calabacín, el ajo picado, las especias, la harina de trigo sarraceno, el queso y el huevo. 

Pimienta negra, albahaca y orégano.

Preparamos una bandeja lisa forrada con papel de hornear. Colocamos la bola de masa en el centro del papel y la aplastamos con ambas manos formando un círculo. Se estira divinamente sin problema, no se pega y no se rompe. Introducimos en el horno.



Horneamos durante 20 minutos a 180º C.

Sacamos la pizza con ayuda de una bandeja lisa y colocamos nuestro relleno encima. En mi caso, champiñones, alcaparras, pimiento rojo, cebolla y un poco de queso mozzarella (unos 60 gramos). Volvemos a introducir la pizza al horno y la dejamos otros 7-8 minutos a 180º C. 



VALOR NUTRICIONAL por un cuarto de pizza (sólo la base)

  • Energía: 102 kcal
  • Hidratos de carbono: 12 g (1 ración de HC), de los cuales: 
    • Azúcares sencillos: 2,6 g
    • Fibra: 2,4 g
  • Lípidos totales: 4 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: 1,8 g
    • Grasas monoinsaturadas: 1,2 g
    • Grasas poliinsaturadas: 0,4 g
    • Colesterol: 61 mg
  • Proteínas: 6,6 g
  • Minerales: Destacan sus aportes en manganeso (22% de las necesidades diarias), fósforo (14%), magnesio (13%) y potasio (12%). A continuación con contribuciones menores, selenio (9%), calcio, zinc y cobre (8%) y hierro (6%).
  • Vitaminas: Cantidades importantes de vitamina C (36% de las necesidades diarias), vitamina B6 (18%), vitamina B1 (17%) y folatos (12%). Menores aportes de vitamina A, tiamina y vitamina K (8%) y niacina y vitamina B12 (6%).

Comentario de la Dietista-Nutricionista: No tengo ningún "pero" que sacarle a esta masa de pizza, salvo que está tan buena que te comerás dos porciones en lugar de una sola. Teniendo en cuenta el bajísimo aporte calórico de HC, azúcares sencillos y grasas, creo que es uno de esos básicos a tener en cuenta para incluir en regímenes de personas que quieren bajar de peso o cuidar el colesterol (contenido moderado del mismo). Destacable contenido mineral y vitamínico.
 

    1 comentarios