Bizcocho de zanahoria sin gluten (100% harinas y 100% basado en productos vegetales)




Una receta que me ha costado y que por fín he conseguido. Ya os he comentado en otras ocasiones que veganizar recetas y hacerlas sin gluten me resulta difícil. En otros intentos previos de este bizcocho de zanahoria sin gluten me había quedado una miga muy gomosa y no había dado con las proporciones adecuadas para un bizcocho rico y que no quedara como un chicle. Además, la cesta de verduras viene cargada de zanahorias últimamente y ya estaba deseando tener otra alternativa para darles salida. Doy fé que en esta ocasión lo he conseguido.
  
He intentado encontrar una opción de bizcocho vegano sin gluten en internet y la verdad, es que no encontré ninguna que me acabara de gustar. O llevaban siropes o los ingredientes estaban medidos en tazas o contenían algún ingrediente que no tenía en mi casa. Así que, a falta de alternativa a "imitar", me ha tocado inventar a partir de esta versión del blog "Limone e Vaniglia"

 
INGREDIENTES para 12-14 porciones 
 
  • 2 cucharaditas de semillas de lino molidas
  • 6 cucharaditas de agua
  • 190 g de zanahorias ralladas
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado o en su defecto, 1 cucharadita de ralladura de limón/naranja
  • 280 g de una mezcla de harinas sin gluten: Yo he escogido 180 g de harina de trigo sarraceno y 100 g de harina blanca de arroz.
  • 110 g de azúcar caña (no queda excesivamente dulce)
  • Un puñado de avellanas tostadas molidas
  • Una pizca de canela en polvo y otra de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de impulsor químico royal  
  • 150 g de bebida vegetal
  • 40 g de aceite de oliva virgen
 

ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 200º C. Preparamos un molde circular desmontable de unos 20 cm de diámetro, untándolo con aceite y espolvoreándolo con harina de arroz. También puedes usar el típico molde de "plum-cake" alargado.  

Trituramos las semillas de lino y las mezclamos en un cuenquito con el agua y reservamos. 

Rallamos las zanahorias y el jengibre. Reservamos. En un bol grande mezclamos las harinas, avellanas molidas, azúcar, impulsor químico Royal, canela y nuez moscada. Reservamos.

En un bol mezclamos las semillas de lino remojadas junto con la bebida vegetal y el aceite. Incorporamos esta mezcla junto con las zanahorias y el jengibre rallados al bol de harinas mezclando vigorosamente con una cuchara de madera (podéis usar un robot o thermomix). Queda una masa bastante espesa. 

Vertemos esta mezcla en el molde e introducimos en el horno que tendremos precalentado a 200º C. Bajamos la temperatura a 180º C y horneamos durante 40 minutos con calor arriba y abajo. El tiempo es aproximado y va a depender de cada horno. Para comprobar que el bizcocho está hecho introduciremos una aguja o palillo y si éste sale limpio, nuestro bizcocho está ya listo. 


Dejaremos que se enfríe en el molde y desmoldaremos cuando ya esté templado.







VALOR NUTRICIONAL por porción de 70 gramos
  • Energía: 178 kcal
  • Hidratos de carbono: 29,5 g (3 raciones de HC), de los cuales: 
    • Azúcares sencillos: 11 g (1 ración de HC)
    • Fibra: 2,7 g
  • Lípidos totales: 6 g, de los cuales:
    • Grasas saturadas: 0,8 g
    • Grasas monoinsaturadas: 3,9 g
    • Grasas poliinsaturadas: 1 g
  • Proteínas: 3,3 g
  • Minerales: Quedarían cubiertas las necesidades de 30% manganeso, 13% magnesio, 9% fósforo, 8% cobre, 6% potasio y 5% de hierro y zinc.
  • Vitaminas: Con una porción se aporta el 68% de vitamina A diaria, 9% vitamina B6, 8% vitamina K y 7% de tiamina y niacina.

Comentario de la Dietista-Nutricionista:  Tu postre se puede convertir en una alternativa saludable, tal y como demuestra el análisis nutricional de esta receta. No tiene un exceso de azúcares sencillos, ni grasas saturadas ni colesterol porque es 100% vegetal. Su aporte de fibra es un lujo, casi 3 gramos. Los contenidos en minerales descatan en manganeso, magnesio y fósforo. La vitamina cuyo aporte es mayor es la vitamina A, seguida de la vitamina B6. En general, es una de esas alternativas que en cada bocado tienen un gran aporte nutricional.

#SINsepuede 

18 comentarios

  1. Me parece sensacional, has conseguido un bizcocho magnifico. Y el valor nutriocional es fantastico y muy detallado. Felicidades por tan arduo trabajo. Ademas tiene un pinton!! Se ve de lujo.
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola!!!

      Aaaaay, es que tú siempre me lees las recetas con muy buenos ojos y mucho cariño. Pero, sí. Este bizcocho está buenísimo y en mi casa lo versionaré para hacer algún otro que tengo en mente.

      Con este tipo de recetas pretendo mejorar el perfil nutricional de algunos platos, especialmente los postres y esto se consigue recurriendo a harinas integrales, reduciendo cantidad total de azúcar añadido, etc. Si además sale tan bueno, la recompensa es doble.

      Muchas gracias por tu comentario ;-)

      Besos

      Eliminar
  2. De 10 Teba !!!!
    Te lo copio seguro.
    Yo soy muy forofa del trigo sarraceno y voy descubriendo que en pastelería le va de perlas ;)
    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cecilia,
      sí que es de 10 y está bueno de matrícula de honor. Ya sólo queda un trocito, pero antes de que acabe la semana éste cae otra vez.
      Petons per tú també.

      Eliminar
  3. ¡Qué maravilla de receta! Y con mucho trigo sarraceno...sinceramente estupenda. Muchas gracias como siempre por estas recetas, Teba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina,
      un básico a tener en cuenta. Tienes que hacerla y me dices qué opinas.
      Muchas gracias a ti por tu comentario.
      Saludos

      Eliminar
    2. ¡Ha quedado estupendo!! Muchas gracias otra vez por la receta.
      Sólo un comentario...tengo que reconocer que fui un poco "infiel" y sustituí la bebida vegetal por leche sin lactosa, pero es un "pecadillo" sin importancia, no? ;-)

      Eliminar
    3. Hola Cristina!

      ¡¡¡¡Queeeeee bien que te haya gustado!!! Yo, tal y como te dije he horneado otro hoy cambiando la harina de trigo sarraceno por harina de mijo integral (un regalo que me hicieron y que he molido en casa) y ha quedado igual de genial.

      No has sido infiel, ¡¡qué cosas dices!! Es una alternativa sin gluten, pero no vegana (aunque sí lacto-vegetariana). Y cada cual versiona las recetas dándole su toque y con sus preferencias o disponibilidad de ingredientes :-)
      En ese sentido, todas somos un poco infieles ¿no crees? ;-)

      Seguro que repetirás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. me parece muy rico este bizcocho¡¡¡
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cris y Laura!
      Está muy rico. Lo versionaré con naranja próximamente ;-)
      Gracias por el comentario.
      Un beso

      Eliminar
  5. Hola Teba,
    me encantan tus recetas y siempre las intento poner en práctica. Esta vez no tengo semillas de lino, pero sí semillas de chía. Podría hacerlo con chía sin ningún problema?
    Muchas gracias por hacernos disfrutar de la comida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara!
      Puedes usar semillas de chía sin problemas.
      Muchas gracias a vosotras por vuestros comentarios

      Eliminar
  6. hola teba!!
    yo también llevo ya muchas recetas veganas de tarta de zanahoria, y es cierto q es difícil q se parezca al q lleva huevo...
    me gustaría probar la tuya.
    si cambio el azúcar (que no puedo) por sirope de agave, sabes en cuánto tendría que reducir la leche?
    muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora!
      La teoría dice que hay que reducir la cantidad de líquido de la receta en dos tercios ya que el ágave es líquido y el azúcar es un sólido. Esto dejaría la cantidad de bebida vegetal en 50 gramos. Si ves que la mezcla te quedara muy espesa, añade un poco más.

      También recomiendan bajar la temperatura de horneado 10º C, es decir, que hornees a 170º C.

      Ya me contarás.

      Saludos

      Eliminar
  7. uy, genial, muchas gracias, guapa!!
    me va a venir de lujo para ir adaptando a sin azúcar las recetas q ya me funcionaban sin huevo :-)
    t contaré qué tal!!

    ResponderEliminar
  8. hola teba!!
    se me olvidó preguntarte, si bajo la temperatura de 180°C a 170°C, tengo q subir tiempo de horno?
    para bizcochos suelo hacer masas de aprox. 900 g, y los tengo unos 38 min a 180°C.
    gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora!
      Si bajas la temperatura del horno, sí se alargará la temperatura de horneado.
      Calcula que a 160º C el tiempo sería de unos 60 minutos.
      A 180º C son 40 minutos.
      Calculo que a 170º C serían unos 50 minutos aprox.

      Ya me dirás.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. muchas gracias, Teba!!
    el último bizcocho, una torta de aceite, lo tuve 42 min a 170°C (en vez d 38 min a 180°C), y quedó hecho, me sigue quedando seco, creo q por la sustitución de 1/3 del aceite por inulina + puré de manzana, pero seguiré probando :-) es que menos calorías, además de más sano,equivale a porciones más grandes, jejeje!

    ResponderEliminar