Rejuvelac sin gluten- fermento ácido-láctico


Hace un par de semanas os hablé del rejuvelac en esta entrada de pan sin gluten. Se trata de un fermento rico en bacterias ácido-lácticas que nos va a ayudar a fermentar alimentos: panes, quesos, etc... Para mí era otro reto y un nuevo ingrediente a introducir en nuestra cocina ^_^

Ya estoy preparando la entrada de mi primer queso vegano. Pero antes de seguir añadiendo entradas (creo que haremos más quesos...) os muestro la manera de elaborarlo en casa.
Para que sea un rejuvelac sin gluten emplearemos cereales/pseudocereales sin gluten como por ejemplo,  trigo sarraceno, quinoa, sorgo, tef o arroz integral. De momento, yo he probado con el trigo sarraceno en dos ocasiones y ha salido muy bien.

El tiempo para tenerlo listo es de 3 días y medio (1 noche para dejarlo a remojo, 1 día completo para que germine y otros 2 días para que esté bien activo).

INGREDIENTES
4 cucharadas de grano sarraceno sin gluten
agua (yo uso agua del grifo)

ELABORACIÓN (a temperatura ambiente; 23º C)

Víspera del día 1:
Dejamos 4 cucharadas de trigo sarraceno con 1 vaso de agua a remojo en un germinador o un frasco tapado con una gasa sujeta con una goma.

Al día siguiente por la mañana escurrimos y lo dejamos inclinado en la cocina.
Por la noche lo remojamos nuevamente, escurrimos y lo dejamos nuevamente inclinado.

Día 1 por la mañana: El sarraceno ya habrá germinado. Lo cubrimos con un vaso y medio de agua.



Día 2: Tras 24 horas el agua se verá así. No hacemos nada, seguimos esperando. El olor es como herbáceo y el agua se ha enturbiado ligeramente.


Día 3: Tras 48 horas tendrá este aspecto. El líquido está bastante turbio, hay muchas burbujas en la superficie y el olor es fuerte pero no está malo, estad tranquilos. Ya está listo para usar en las recetas que nos lo pidan.




Escurrimos el agua y la guardamos en un frasco. Se puede guardar en nevera y aún permanecerá unos días activo. Las semillas se desechan o se usan para una segunda tanda de rejuvelac.

Es fácil y sale a la primera. Sólo tenéis que animaros ;-)

#SINsepuede

2 comentarios

  1. Hola, me intriga muchísimo el tema de la masa madre, y me ha sorprendido mucho el uso del rejuvelac como “iniciador”Pensando un poco, me pregunto si el vinagre natural de vino no serviría también a la hora de “arrancar” una masa madre. Vivo en zona de bodegas y mi familia fabrica su propio vinagre. ¿Qué opinas? Has hecho alguna prueba?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Alakazam,

    es probable que en el vinagre tengas mucha acidez y poca "vida" ya que el ácido acético, que es el producido por las bacterias que dan origen al vinagre, es muy fuerte.
    Para arrancar un proceso fermentativo puedes emplear cualquier producto como una sidra natural, un mosto en el que ya se haya producido un arranque de fermentación, incluso un yogur, kefir, etc. El rejuvelac no es más que otro producto fermentado.
    Espero que te haya servido de utilidad,

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar