Raviolis sin gluten veganos rellenos de setas



Hoy os traigo una receta de pasta sin gluten con ingredientes sencillos y facilísima de hacer. Si tienes un poco de maña con el rodillo y estirando masas no tendrás ningún problema.

 INGREDIENTES para 20 raviolis grandes
  • Para la pasta de los raviolis:  
    • 100 g de harina de garbanzo (molidos en casa)
    • 40 g de almidón de yuca (Yoki, Codipsa o Selecta)
    • 40 g de harina de trigo sarraceno (Bauckhof o Salutef)
    • 4 g de psyllium molido (Fiber Husk)
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 90 g de agua 
    • una pizca de cúrcuma
    • una pizca de sal
  • Relleno:
    • 3 cucharadas de aceite de oliva
    • 200 g de setas variadas muy picaditas
    • 2 puerros pequeños
    • especias: orégano, tomillo y pimienta negra al gusto
    • sal
  • Salsa o acompañamiento:  (el que más os guste): Yo he hecho un sofrito con cebolla, ajo, kale y ramitas de brócoli

ELABORACIÓN

Para la masa mezclamos todos los ingredientes en un bol. Queda una masa bastante sólida así que la amasaremos durante un par de minutos. Se amasa bien y no se pega nada. La he dejado reposar media hora a temperatura ambiente envuelta en film transparente.

Mientras la masa reposa preparamos el relleno salteando los ingredientes en una sartén. Dejamos que se enfríe bien antes de rellenar la pasta.

Para estirar la masa he utilizado harina blanca de arroz, un rodillo y una tabla de madera grande. He dividido la masa en cuatro porciones y las he ido estirando de una en una hasta obtener una masa de unos 2 mm de espesor (creo) . No tengáis miedo porque la masa se extiende de maravilla. Sólo tenéis que tener precaución de enharinarla bien para que no se os pegue a la tabla ni al rodillo. También podéis estirarla sobre la encimera, lo que prefiráis.

Para formar los raviolis necesitamos paciencia, no porque sea difícil sino porque hay que ser meticulosa cerrando bien la pasta alrededor del relleno sin dejar aire. Sólo eso.

Vamos colocando cucharaditas de relleno dejando espacio suficiente para cerrar los raviolis. Untamos los bordes de la masa con agua y también el espacio entre los raviolis. Ponemos otra capa de masa encima y vamos ayudándonos con las yemas de los dedos presionando suavemente para ir cerrando los raviolis. Por último, con ayuda de un cortador de raviolis váis cortando los mismos. A mí me gusta hacerlos cuadrados porque soy vaga y no me apetece andar estirando recortes una y otra vez ^_^


Los colocamos en una bandeja o plato ligeramente enharinados y ya los tenemos listos. Se pueden cocinar el mismo día que los elaboramos o bien guardarlos en la nevera tapados o congelarlos.

Para cocinarlos sólo necesitamos hervir abundante agua con sal y cocerlos durante 6 minutos en tandas. Los sacamos directamente con una espátula al plato y les ponemos la salsa que más nos guste. Estos ni se ahn abierto ni les ha entrado agua al interior. Muy contenta con el resultado pero seguiré explorando posibilidades.

VALOR NUTRICIONAL (por 5 raviolis, sin la salsa):
    • Energía: 303 kcal
      • Hidratos de carbono: 35,8 g (3 raciones y media de HC), de los cuales: 
        • Azúcares sencillos: 4,8 g (media ración HC)
        • Fibra dietética: 5,2 g (20% de la fibra diaria)
      • Lípidos totales: 14,7 g, de los cuales: 
        • Grasas saturadas: 2 g
        • Grasas monoinsaturadas: 9,6 g
        • Grasas poliinsaturadas: 2,3 g
      • Proteínas: 9 g 
      • Minerales: Quedarían cubiertas el 38% de las necesidades diarias de manganeso, 24% cobre, 20% magnesio, 17% fósforo, 14% hierro, 11% selenio y 9% zinc.
      • Vitaminas: Se aportan los requerimientos de la siguiente manera: 35% folatos, 28% vitamina K, 15% de tiamina, riboflavina y niacina, 11% de vitamina E y 9% de vitamina A.
      • Comentario de la Dietista-Nutricionista: Un gran plato de pasta si me permitís la expresión. Moderado contenido en calorías e hidratos de carbono. Geniales los aportes de fibra, grasas de tipo insaturado, folatos, vitamina K, tiamina, riboflavina, niacina, manganeso, cobre, magnesio, fósforo y hierro. 
      Sabroso, saciante y sin gluten (ni huevo, ni lácteos....)

      #SINsepuede









      0 comentarios

      Publicar un comentario