domingo, 26 de septiembre de 2010

Pastel vasco - Tarta vasca - Gateaux Basque

¡Qué ganas tenía de de hacer pastel vasco! ¡Cómo me gusta!




De www.gastronomiavasca.net
Esta vez la receta es de un sencillo libro de cocina llamado "Academia CASI" que siempre ha estado en casa y que tenía mi amama, y también mi madre, mi tío, Paloma, Yolanda, Amaya, etc.  La edición que yo tengo es la 8ª (corregida y aumentada) y es del año 1975. Es un libro que en casa se utiliza mucho para las recetas tradicionales de la salsa vizcaína y cosas por el estilo. 

Tiene platos con nombres curiosos y a veces, es difícil encontrar una receta en particular. Yo andaba buscando el Pastel Vasco y resulta que viene como "Tarta vasca". Y el osobuco aparece como "usobuco" y otras cosas por el estilo. A mí no me molesta sino que, me divierten estos cambios y así, me ojeo el libro que me encanta y me entretiene. 
Os la traigo tal cual sin ningún cambio salvo la adaptación para hacer la masa y la crema con el thermomix pero, aparte de esto, igual igual.



INGREDIENTES


Para la masa
  • 350 + 75 g de harina blanca de trigo (Rincón del Segura)
  • 2 yemas
  • 1 huevo
  • 1 pellizco de sal (unos 3 gramos)
  • 200 g azúcar blanco
  • 150 g mantequilla
  • 1 cucharada de ron
Para la crema
  • 500 ml de leche 
  • 3 yemas
  • 100 g azúcar blanco
  • 50 g de harina
  • 2 cucharadas de ron
ELABORACIÓN
  1. Hacemos la masa. Con thermomix: introducir todos los ingredientes de la masa salvo 75 g de harina y programar 1 minuto a velocidad 6. Se obtendrá una masa blanda y se irán adicionando los 75 g restantes (a la misma velocidad sin programar tiempo) y si no fuera necesario añadir toda esta harina, no hacerlo. Sin thermomix: hacer la misma operación pero en un bol. Reservar la masa, envolverla en un film transparente y dejar en la nevera. La mía se quedó desde el viernes a la noche hasta el sábado a las 21 horas
  2. Preparar la crema del relleno. Con thermomix: echamos en el vaso la leche, todos los ingredientes y programamos 20 minutos a 100º C a velocidad 4 1/2. Sin thermomix: cocer en un cazo todos los ingredientes de la crema, por espacio de 15 minutos, sin dejar de trabajar con un batidor. Dejar enfriar la crema.
  3. Preparación de las tartaletas. En un molde de muffins untamos los pocillos con mantequilla. Dividir la masa en dos partes, una de las cuales debe ser 2/3 de la misma y la otra de 1/3. Estirar el trozo mayor con un rodillo y para que la masa no se pegue podemos poner film de plástico por encima de la masa para que el rodillo la estire sin romperla. Estirarla en un trozo de unos 40 cm x 40 y con un cortapastas de 10 cm hacemos 12 círculos para forrar los moldes. Colocamos 3 cucharadas rasas de la crema en el interior de cada tartaleta. 
  4. Estiramos el tercio de masa restante y con otro cortapastas más pequeño (o con un vaso) cortamos 12 círculos de la misma medida que la boca del molde para tapar las tartaletas. Encima colocamos las tapas con cuidado procurando que queden un poco flojas en el centro para que no se rompan en el horno. Mojamos con agua el borde exterior de la tapa y llevamos la masa sobrante de la tartaleta por encima de ella .  
  5. Precalentamos el horno a 150º C ("horno moderado" dice el libro).
  6. Pintamos con huevo batido y con la punta de un cuchillo hacemos un rayado como de rombos pero sin llegar a cortar la masa. 
  7. Hornear entre 45-50 minutos
Como veis es una receta de otra época en la que los platos llevaban huevos a tutiplén y la crema se hacía con harina porque no había otra cosa. Si a alguien se le ocurre utilizar margarina vegetal en lugar de la mantequilla puede que os quede la masa muy blanda y es una masa que se rompe fácilmente incluso trabajándola en frío. 

Buenos, están buenísimos. 

¡¡¡Qué Ustedes lo saboreen bien!!!


27 comentarios:

  1. Teba, ¿estos pasteles los compramos en el casco viejo de Bilbao? no recuerdo el nombre de la pasteleria, pero si que nos gustó mucho el local, ah y tenian carolinas, que no nos pudimos bajar por miedo a que durante el viaje se vinieran abajo.
    Los pasteles vascos estaban sensacionales,es una receta para hacer, sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Que ricos, esta receta la tengo en pedientes desde hace tiempo a ver si cae algún día,

    ResponderEliminar
  3. Buenas Teba, espero que El Otoño te siente de maravilla, por la receta que nos enseñas creo que la receta será que si....
    Mira tienen una pinta estupenda y si un día los pruebo de hacer cambiaré la leche por sin lactosa o vegetal y ya será apto para las que no podemos tomar leche.
    El libro, que guapo!!! me gustan muchos los libros y este seguro que esta lleno de maravillas, la portada me recuerda a un par que tiene mi madre y que ya eran de mi abuela....són geniales...no hay fotos pero si ilustraciones y estan muy muy bien.
    muxus

    ResponderEliminar
  4. Hola Teba unos pastelitos muy ricos ..un besito

    ResponderEliminar
  5. Querida Teba. Qué facha tienen los pastelitos... los dioses saben que odio meterme en la cocina, pero créeme cuando te digo que me apetece ponerme a hacer una de estas recetas (de las de dulce que es lo que más me mola). Alguna vez lo he intentado pero han sido estruendosos fracasos, no por la receta, sino por la imposibilidad de conseguir equilibrarla al sustituir el azúcar por otro edulcorante sin la capacidad de éste tanto de volumen como de poder endulzante en horno.
    Creo que voy a tener que comprarme un bidón de esos de sugarsol para hacer los pastelitos estos. Hace unos minutos se me ha aparecido uno de ellos encima de mi mesa en el trabajo, le han salido unos ojos y una nariz chata y me ha espetado... gondrulloooo... ven a miiii... soy muy fácil de hacer... hazmeee... haaaaazzzzmeee...maaaake meeee... y luego se ha desintegrado ante mis ojos.

    ResponderEliminar
  6. Espera Teba, que me estoy acabando de reir con las palabras de gondrullo.
    Ja,ja,ja.¡Ya!

    Con él/ella me he reido, pero con tus pastelitos vascos.... se cae la baba.
    Que ricos !! Es una asignatura que tengo pendiente desde hace mucho, a no tardar los hago.

    Lo de los libros "antiguos" es un vicio, este verano yo compré la 20ª edición de "La cocina de Nicolasa" y la anterior vez que estuve por el Norte, me hice con "Emakumes", un libro de cocina que, según explica, tiene su origen en 1932 en base a los apuntes mecanografiados que las mujeres nacionalistas (EAB), fueron recopilando para contribuir a a mejorar la calidad culinaria, a diversificar los componentes, a aumentar el valor nutritivo y, en definitiva, a mejorar la calidad de vida en los hogares vascos.
    Curiosamente en ninguno de los dos, está el pastel vasco, a no ser, que como pasa en el tuyo, vengan denominados con otro nombre. Tendré que revisarlos con atención.

    ¡¡Que pases buen Otoño!!

    ResponderEliminar
  7. Pilo bat gustatu zait aurkeztu duzun liburua. Ze polita. Egindako euskal pastel bat jaten irakurtzeko...
    Muxu bat!

    ResponderEliminar
  8. no he podido resistirme a volver a mirar esos pastelillos...
    dios bendito...

    Echando una ojeada a todas tus creaciones, la verdad... no entiendo cómo tu novio y tú no estáis como una boya... qué delicia de recetas... o es que acaso al salir del curro montas todos los días un puestito callejero con todo lo que haces? :-D

    ResponderEliminar
  9. Roser,
    efectivamente estos son los pasteles vascos que compramos en la parte vieja de BIlbao.
    Las carolinas las tengo pendientes con otra chica del trabajo que también está interesada en esta receta y estamos "manos a la obra". Ya te contaré.
    A mí me encantan.
    Petons

    ResponderEliminar
  10. Sara,
    ricos no, riquíiiiiiisimos.
    Si te animas y y los pruebas, por favor, no te olvides de escribir aquí tu comentario.
    Ciao

    ResponderEliminar
  11. Nùria,
    Espero que el otoño nos sienta de maravilla a todos. De momento, el clima se está portando, a ver qué tal sigue.....
    Puedes sustituir la leche sin lactosa o por una bebida vegetal pero resérvate un poco mientras vas mezclando la masa por si te quedara demasiado líquida.
    El libro es una de esas cosas que recuerdo en mi casa en los fines de semana cuando cocinábamos todas en casa y buscábamos la receta, los ingredientes, yo leía en voz alta.... Recuerdos, ya sabes. Y las fotos que tiene son de traca, ¡qué tiempos aquellos!
    Muxus

    ResponderEliminar
  12. Juycar,
    muy ricos para tomar a cualquier hora.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Querido Gondrullo,
    No he podido dejar de sonreir mientras leía tus comentarios. Ya sabes que intento adaptar las recetas para que se puedan emplear edulcorantes disponibles para el consumidor. Según qué edulcorante vayas a emplear, la cantidad y proporciones del edulcorante y del resto de ingredientes varían.

    En esta receta, puedes hacer la crema con aspartame o con sacarina. Me ha chivado un pajarito que en el supermercado "DÍA" venden sacarina en polvo pero te confieso que aún no la he probado. En algunos foros emplean para sustituir el azúcar en los postres.
    Para la masa se podría emplear aspartame pero entonces habría que cambiar la cantidad de mantequilla y de huevo (disminuirla) para que no quede una pasta demasiado liquidurria. Yo probaría quitando unos 25 g de mantequilla y una de las yemas para ver qué tal. Aquí ya sabes que hay que hacer prueba-error hasta encontrar la textura que te guste. Si vas a emplear sugarsol puedes hacer la receta tal cual sin cambios, ok?

    Joé! y con lo de los pasteles con ojos me has recordado esta escena> de la peli "el secreto de la pirámide" je je je. Espero que no tengas pesadillas!!

    Lo de no ponernos como boyas es a base de paseitos y de repartir las bandejas entre los compis del curro. Ellos sí que están contentos.

    Lo del puestito no es mala idea, me lo voy a pensar : )
    ¿te podría contar entre mi clientela?
    Muxus

    ResponderEliminar
  14. Hola Izaskun!,
    es que el gondrullo se trae mucha guasa, je je, es un tío muuuuu majooo.
    Pastelitos vascos para tuti li mondi, a probar se ha dicho!!! Ya me dirás.

    Y me has dejado impresionada con los libros de los que me hablas, ¡qué maravilla! ¿los compraste en una librería normal o en un anticuario?
    Lo de que no venga la receta puede ser porque en el año 32 quizás no tenían tanta disponibilidad de alimento como hay ahora. No habían tantos huevos o azúcar y por eso podría explicarse la ausencia de esta receta. Eso o que todavía no había llegado la "globalización de los postres y no se conocía tanto como ahora.

    ¡qué pases buen otoño tú también!!

    ResponderEliminar
  15. Aupa Marilu!!!
    Liburua polita da gero, benetan.
    Zuk dinozuna egia da, pastela eskuetan eta hau bezalako liburua irakurtzen gozatzeko.

    Muxu bat polittori!!!

    ResponderEliminar
  16. Bueno Teba, misión cumplida.

    ¿Cómo habré podido pasar tantos años, sin haber probado pastel vasco?
    Todavía no me lo explico!! Cosa más riquísima!, mega calórica pero exquisita.

    Gracias por recomendarlos y por tentarme a elaborarlos. Aún sin ser muy... ortodoxo, los he puesto en el foro, la próxima vez intentaré perfeccionar el formato (los he cerrado sin leerte bien y creo que no tienen la forma adecuada.

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Uy! Teba! con la emoción de los pasteles me he olvidado de contestarte sobre los libros.

    La cocina de Nicolasa, está disponible en las librerias (editorial Txertoa) está en la 20ª edición pero es tal cual lo editaron( en cuanto a contenido) en la 1ª, incluso tiene el prólogo de Gregorio Marañón escrito en 1933,desde su casa de Toledo.

    El libro de cocina Emakumes,es una edición (en castellano 2002)de la Fundación Sabino Arana y creo recordar, que lo adquirí en el museo.

    Muy bueno tu corte cinematográfico, muy oportuno!
    Vuelvo a repetirte lo ricos que están los pasteles vascos.
    ¡Chica qué éxito han tenido!!

    Muxu x 10

    ResponderEliminar
  18. Izaskun!!
    ya los he visto y te los he comentado. Están fenomenal y lo de las tapas yo tampoco le he pillado el punto aún. Para la siguiente.

    Gracias por la información de los libros. A ver si me doy una vueltita por las librerías de aquí (o por las de internet) y los puedo ojear un ratito.

    Muxus

    ResponderEliminar
  19. hola yo los he comido en santurce el pastel vasco ay uno tambien que es igual y se hace en vez de crema pastelera se hace con crema de arroz y por encima le ponen nata montada con fresas esta bueno no os lo podeis imaginar en el cielo tambien solo de arroz esta de rechupete probarlos

    ResponderEliminar
  20. hola yo los he comido en santurce el pastel vasco ay uno tambien que es igual y se hace en vez de crema pastelera se hace con crema de arroz y por encima le ponen nata montada con fresas esta bueno no os lo podeis imaginar en el cielo tambien solo de arroz esta de rechupete probarlos

    ResponderEliminar
  21. Hola carmen!
    La verdad es que no conozco los pasteles que comentas. Seguramente, los pasteleros habrán desarrollado diferentes variedades para todos los públicos.
    La crema pastelera de arroz la tengo que probar un día a ver qué tal me sale.
    Ya sabes, nó sólo de arroz vive el hombre, je, je, je.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. He visto estos pasteles vascos y me he quedado enganchada. También he viso las vienas con masa madre y ahí sí que ya me he decidido.
    Me quedo por aquí.

    Felicidades por tu blog.

    Saludos
    Almudena
    loschupadedos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Hola Almudena!
    Gracias por confiar en esta blogera :-)
    Espero que te salgan los pastelitos muy buenos y te gusten.

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Tienen muy buena pinta. El otro día hice la versión que proponía Martín Berasategui en el programa Robin Food y me encantó. La rellené de mermelada de cereza, pero la de crema de manzana que hizo él tiene que estar de muerte. Será la siguiente...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Maitza!

      Qué ricos, con mermelada de cereza o con puré de manzana.
      Y te agradezco mucho el comentario.
      A mí éste es uno de los pasteles que más me gusta.
      Un saludos

      Eliminar
  25. Teba estos pasteles son un vicio¡¡¡¡¡ A mi me encantan, casi tanto mas que los de arroz, pero por delante de los bollos de mantequilla que para eso soy de Bilbao.

    No sabía que eras de por aquí. Lo digo por el libro, que es el de cabecera de las familias vascas. Mi madre tambien lo tiene y lo heredaré yo, la cocinera. Es que a cuenta de las trifulcas de la herencia, ya no lo editan mas desde hace un montón de tiempo. A mi tambien me gusta mucho leer libros con recetas antiguos. Tengo el ramillete del ama de casa (creo qeu se titula así) de mi bisabuela.... Ese ya me tocó en herencia.

    La verdad que artistas era, con pocas indicaciones y malos aritulugios hacian verdaderas exquisiteces. Me ha encantado tu entrada. Yo los tengo publicados pero en versión francesa con la mermelada. Me quedan los de crema. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Virginia!

      Pues sí.
      Soy nacida en Bilbao, he vivido toda la vida en Erandio y ahora resido en Barakaldo. Bizkaina de pura cepa
      ;-)

      Pues este libro tiene mucho encanto. A pesar de que algunas cosas quizás ya estén desfasadas (las fotos, por ejemplo) era un básico en el que encontrar todas aquellas recetas internacionales que ya se iban haciendo su hueco entre muchas mujeres como tu madre, mi amama, mi madre, etc. Para mí es de esas joyas que de vez en cuando me gusta para volar en el tiempo. Cuando las mujeres cocinaban varios platos para comer y para cenar. No sé cómo lo hacían.

      Lo del libro de tu bisabuela es de traca, pero, en aquella época me imagino que era lo que una se llevaba cuando se casaba junto con el "arreo".

      Me alegro de que te haya gustado la entrada. La versión francesa con el toque de la almendra amarga y la crema con fresa o cerezas es también una pasada. Me gustan todos, je, je, je.

      Besos

      Eliminar

Blogging tips