Bollitos con zanahoria y comino



Olé, olé, olé!!!


¡¡Viva el día mundial del pan y el Dan Lepard!! 
¡¡Sí señor!!


Bake Bread for World Bread Day 2011


Estos bollitos son del libro "Short and Sweet" del señor Dan Lepard. Se me ha ocurrido (espero que sólo a mí, je, je, je) elaborar esta receta para participar en el día mundial del pan


Si seguís leyendo hasta el final, os daréis cuenta de las meteduras de pata que tuve con esta receta. Ya sabéis, errores debidos a mi "mala traducción" o a estar tan cansada que no leí bien lo que allí estaba escrito. A pesar de todo, creo que ha salido bastante bien. De hecho, creo que esta masa se va a poder convertir en un estupendo pan de molde, haciéndolo como se tiene que hacer, ¡claro! Estas meteduras de pata te demuestran que en esto del pan hay mucha flexibilidad en las recetas y que "hay que leer más despacio". De paso, vas ganando experiencia y animamos al personal. 

INGREDIENTES
  • 100 ml de leche
  • 100 ml agua hirviendo
  • 1 huevo grande
  • 5 g de levadura seca (2 cucharaditas en la receta) ó 15 g de levadura fresca
  • 175 g de zanahorias ralladas
  • 1 cebolla mediana muy picadita
  • 500 g de harina de trigo blanca (yo puse 250 g de harina integral y 250 g de harina blanca)
  • 50 g de almidón de maíz o Maizena
  • 1 cucharadita rasa de sal (en el libro indica 2 pero han salido un pelín saladitos)
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 50 g de mantequilla
  • aceite de oliva para amasar
  • semillas de sésamo o amapola para adornar


ELABORACIÓN


Calentamos el agua y la vertemos sobre la leche en un bol. Añadimos el huevo y lo mezclamos y seguido, echamos la levadura, la zanahoria y la cebolla. Reservamos. 


En otro recipiente pesamos la harina, la maizena, la sal, las especias y la mantequilla. Deshacemos la mantequilla con la ayuda de la harina. Echamos el líquido que teníamos reservado con la cebolla y la zanahoria pero, no todo de golpe sino, poco a poco por si no fuera necesario añadir todo el líquido. Recordad que cuando se ponen hortalizas cortadas en una masa, éstas van a soltar líquido y tenderán a ablandarla posteriormente. 


Para amasarla, podemos utilizar la técnica de amasados cortos ayudándonos de un poco de aceite sobre la superficie de amasado. Podemos dejar inicialmente la masa 10 minutos reposando y, a continuación amasar 10-15 veces; un segundo reposo de 10 minutos y otras 10-15 veces de amasado y, por último, reposo de 20 minutos y otras 10-15 veces de amasado. 




Dejamos que la masa haga una primera fermentación en un bol tapada durante unos 45 minutos. 


Después la dividimos en 6 porciones de similar tamaño (pero también los podemos hacer más pequeños y hacer 8 bollitos, por ejemplo) y les damos forma de bola. Os recomiendo que utilicéis un poco de harina porque es una masa bastante pegajosa pero, no demasiada. Las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta de papel de hornear y las dejaremos que hagan la segunda fermentación. Según el libro de Lepard, esta segunda fermentación dura unos 30 minutos. Precalentamos el horno a unos 220º C. 


Bollitos antes de la segunda fermentación


Pintamos los bollitos con agua (con un pincel o con ayuda de un pulverizador en spray) y espolvoreamos las semillas de sésamo o amapolpor encima. Como seguro que os habéis dado cuenta, yo me adelanté este paso antes de la 2ª fermentación pero porque me colé, sin más. 


Bollitos tras la segunda fermentación
 Horneamos durante 25 minutos y enfriamos sobre una rejilla. 






Ahora bien, a pesar de la fantástica apariencia, esta señora se equivocó en varias cosas además de haber echado las semillitas antes de tiempo: 


Uno) En lugar de la maizena que indica la receta, le puse harina de maíz. No me leí la explicación de por qué los ingleses llaman cornflour a la maizena y cornmeal a la harina de maíz y para cuando la leí, ya era tarde.


Dos) Empleé levadura fresca pero no la cantidad que debería haber utilizado (5 gramos de levadura seca equivalen a unos 15 g de levadura fresca). Animada de mí sólo utilicé 6 g de levadura fresca sin tener en cuenta que se me echaba el tiempo encima; se hacía tarde y los bollos acabaron haciendo la segunda fermentación en la nevera hasta la noche siguiente (unas 20 horas).


Tres) En lugar de hornearlos 25 minutos - no sé en qué estaría yo pensando- los horneé 35.


O sea, un poco desastre ¿no? A pesar de todas estas batallitas los panes salieron muy bien. Mi club de catadores ha comentado que estaban muy buenos. Pues ya verás cuando prueben la versión mejorada... 


Aquí debajo os dejo el valor nutricional por bollito para una receta en la que empleemos harina integral de trigo y harina de maíz. Os he puesto en la tabla el valor nutricional de cada bollito con dos columnas en función de si elaboramos 6 u 8 panecillos con la misma receta. En el caso de que queramos panecillos con menos hidratos de carbono y/o menos calorías creo que sería conveniente hacerlos de menor peso (más pequeños) o dividir los grandes por la mitad. 



Bon apetit y feliz día mundial del pan!!

11 comentarios

  1. Pues feliz Día Mundial del Pan!!
    Me encantan tus recetas y aunque sigo tu blog desde hace tiempo creo que nunca te lo he dicho.
    Estos bollitos tienen que estar estupendos,me guardo la receta.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Teba no sé si serán salados o que pero por el aspecto se ven deliciosos, me llevo la receta porque seguro que me gustan y cuando pueda los haré.
    El almidón (que creo no he utilizado en mi vida) es como la harina de maíz???
    muxus

    ResponderEliminar
  3. Si, viva el pan! el tuyo tiene una pinta estupenda! Gracias por tu participación en el World Bread Day 2011.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cavaru!
    Pues muchas gracias por seguir el blog. De veras que te agradezco el comentario y espero que te animes a escribir cuando quieras.
    Los bollos están buenos pero, ¡¡éstate atenta porque lo voy a repetir con algún cambio y lo publicaré en cuanto pueda!!

    Hola Núria!!
    Si los pruebas te van a gustar. Te recordarán a la comida hindú. Están buenísimos.
    El almidón de maíz más conocido como maizena es eso, almidón tal cual (el hidrato de carbono del cereal) pero en la harina además del almidón, tenemos las proteínas, fibras, etc. En cocina tienen usos parecidos en ocasiones y otras diferentes. Pero, como dije en el post, me colé y puse harina en lugar de la maizena.
    Muxus

    Hola zorra!
    Graaaaacias. Me daré una vuelta para los "round-up" a ver qué se ha publicado por ahí. Enhorabuena por la iniciativa.

    ResponderEliminar
  5. Hola Teba¡¡
    son muy bonitos, y redonditos..
    te han quedado muy bien, muchas felicidades¡¡
    Ayer estaba mirando el libro, estan muy bien¡¡
    tengo pendiente la consulta ya te la envio para resolvere la duda. He interpretado que hay doss masas, una del dia anterior que se incorpora el dia que se hace, lo busco y te lo paso.
    sorry no tengo mucho tiempo,
    redonditos, bollitos, bonitos...
    seguimos,

    ResponderEliminar
  6. Ohhh, me gusta cómo has puesto los blogs:))

    ResponderEliminar
  7. Hola fina!
    Muchas gracias!!
    Cuando tengas la consulta lista para preguntar, ya me lo dirás entonces.
    Me alegro de que te gustaran tanto los bollitos. Salieron muy buenos, de verdad.

    La lista de blogs está mejor ahora ¿verdad? Es probable que en los próximos días haga algún cambio más.

    Nos hablamos. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. Aupiii,
    Quieres que sea sincero?
    Para mí te han quedado guapos guapos de verdad. El color de la masa en la 2ª foto es alucinante, la harina de maíz (txakinarto?) supongo.
    Equivocaciones dices? Si lo que querías era seguir la receta al pie de la letra de acuerdo, equivocación. Pero tal y como tu la has hecho puede valer igual igual, incluso quedar mejor al llevar menor cantidad de levadura, y por tanto alargarse el proceso, con lo que ello supone para el resultado final.
    De lo del horno mejor no hablar, desastrito que eres un desastrito ;)
    En lo del pan de molde completamente de acuerdo contigo guapetona.

    Muxu haundi bat.

    ResponderEliminar
  9. Aupa Juantxo!
    Gracias por lo de "guapos" pero, hay que repetir y probar esta receta otra vez. Este fin de semana ¡¡¡por fin voy a poder dedicarme a la cocina en cuerpo y alma!!! y voy a aprovechar de lo lindo. Ya te contaré.

    Equivocaciones, ay. Se aprende de las mismas y, sirve para enmendarse en el futuro. Efectivamente, soy un desastrito, total.

    Mejoraremos con un pan de molde. No pierdas detalle : )

    Muxu haundiiiiiaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. Hola, Teba¡¡¡
    1.te he escrito antes y me ha desaparecido:(( glups¡¡
    Bien. Totally agree con tu comentario.
    2. la receta de los 25 gr. de masa madre la volví a leer y, entiendo que quiere decir:
    que los mismos ingredientes que se utilizan para hacer los buñuelos, es una receta para este postre se añade los 25 gr. de masa madre del dia anterior.
    Bueno antes te he puesto un comentario en los donuts, espectaculares.
    Clase magistral..sin más. Creo que estos días pongamos de aquí al puente de diciembre si es posible alguna cosa que ya te comente hace tiempo, te de noticias espero,
    disculpa por no contestar antes:)) pero seguimos¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Hola fina!!!
    Lo de escribir y que, justo en ese momento cliques en algún lugar de la página y, de repente todo desaparezca da una rabiaaaaaa. Pero a mí me pasa con frecuencia, no te creas.

    La masa madre del bizcocho funcionará como una especie de prefermento en el que parte de las proteínas ya han sido "atacadas" por otras proteínas (que llamamos enzimas o catalizadores) y que liberan sustancias aromáticas y otras que ayudan a mejorar texturas, etc. Si esta masa además lleva levadura, te servirá para emplear menos de ésta en la preparación final. Eso pienso por lo menos.

    Los donuts muy buenos. Se acabaron rápido.
    No te preocupes por las respuestas tardías. A mí también, a veces, me cuesta responder-

    Nos hablamos

    ResponderEliminar