Bollos suizos (para principiantes)



Principianta: mi amiga Marijo. Yo la llamo Marijo desde el primer día y ella nunca me ha dicho que no le guste que la llame así.


También estudia alemán y es compañera de fatigas y de buenos momentos. En cuanto se enteró de que hacía panes y bollería me contó su gran pena: "Teba, los bollos no me suben. No sé qué hago mal". Así empezamos con los bollos p'arriba y los bollos p'abajo y por fin, tras retrasarlo un año se ha venido a casa a aprender un poco de teoría y práctica de la tecnología "bolleril".



Tenía pues el doble reto de encontrar una receta y de "enganchar" a mi amiga a esto de los panes y las masas. La receta la cogí del blog de Epa "Desayuno de Domingo" porque me pareció una receta asequible para mi amiga. Le hice dos pequeños cambios: un poco más de azúcar y un poco más de leche. El resultado increíble. Y mi amiga se ha ido en-can-ta-dí-si-ma (pero más encantada estoy yo de que ella estuviera tan contenta; tendríais que haber visto la cara cuando ha visto los bollos ya horneados). 


Los ingredientes los busqué en los supermercados de mi área para que ella (o quien quiera) pueda encontrarlos fácilmente y en cualquier momento. 


INGREDIENTES para 8 bollos de tamaño "hoy me doy un homenaje"

  • 400 g de harina de fuerza de la marca HARICAMAN (se puede encontrar en supermercados. Yo la suelo encontrar en los Lidl o en los Simply)
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 g de azúcar moreno integral de caña
  • 2 huevos pequeños
  • 135 g de leche entera
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1 pizca de sal
  • 10 g de levadura fresca de panadería
  • Decoración: azúcar para espolvorear los bollos


ELABORACIÓN

Todo el proceso lo ha realizado la principiante con mi intervención sólo cuando era requerida ;-) 

Hemos batido los huevos y hemos reservado un poquito en un tarro para pintar los bollos. El tarro lo guardamos en la nevera (que no queremos salmonelosis veraniegas; no gracias).

En un bol hemos colocado la harina, la pizca de sal, la levadura y el azúcar. Se añade el huevo batido y comenzamos a mezclar. Añadimos la leche poco a poco incorporando toda la harina. En cuanto la harina está totalmente integrada la guardamos en el bol durante 30 minutos en la nevera tapada con film transparente. Hoy hacía mucho bochorno aquí a pesar de estar nublado (serían unos 26º C en la cocina). 

Sacamos la masa de la nevera y amasamos durante un rato alternando la técnica de amasado francés y también la de amasado tradicional (ayudadas de un poquito de aceite de oliva en la encimera y en nuestras manos) pero, mi amiga ha decidido que le molaba más el método francés y se ha liado a "barcinazos" contra la encimera. ¡Qué tía! 

Cuando ya hemos visto que la masa estaba un poquito tersa y blandita la hemos extendido sobre la superficie y encima hemos puesto la mantequilla. Seguido, hemos mezclado la mantequilla con la masa pasando por la fase del "caos" y posterior fase de "recuperación". Esta parte le ha interesado especialmente. La masa entonces estaba gustosa y facilita de amasar. 

Primera fermentación: Hemos dejado la masa durante 1 hora y media a 26º C en el bol aceitado y tapado con film transparente. Mientras tanto hemos comido ^_^

Tras esa primera fermentación hemos sacado la masa a la encimera ligeramente enharinada, desgasificado y la hemos cortado en dos. A cada trozo le hemos dado un plegado. Seguidamente, hemos cortado la masa en 8 pedazos a ojo. 

Hemos preformado las bolitas y posteriormente les hemos dado forma de bolas  redondas tensionando un poco la masa. Aquí nos hemos parado un rato para explicar bien lo del "tensionado". Según me ha comentado después, esto es lo que más le ha costado. 

Las hemos colocado sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Para crear un ambiente húmedo he espolvoreado agua sobre las paredes del horno con ayuda de un spray. Han hecho una segunda fermentación de hora y media en el interior del horno a unos 26º C. Han aumentado más del doble de su volumen.  


Bollos tras la 2ª fermentación antes de pintarlos de huevo


Hemos precalentado el horno a 220º C. 

Vuelta a pintar de huevo y espolvoreamos con azúcar. 

Los hemos horneado 14 minutos a unos 200-220º C. A los pocos minutos los hemos tapado con papel de aluminio porque se doran muy rápido.

¡Qué olor en la cocina! 

Cuando han salido del horno mi amiga estaba dando palmas de alegría. Todo eran piropos para los bollos. 





¿Y qué me decís de esta miga? 




Mañana sí que va a ser un "desayuno de domingo" aunque sea viernes y haya que ir a trabajar. El sabor es el que yo recordaba de los bollos suizos que me comía de cría. Esos bollos que eran sólo para los "días especiales", los días que te llevaban al médico y a la vuelta te dejaban tomar dos sorbitos de café con leche y te comías uno de estos...

Esta receta es una buena base para aquellos que tengan miedo a la masa de bollos. No es difícil de pasar este reto y el resultado os va a encantar. 

Gracias Epa por la receta. 

Saludos y ¡feliz finde!






6 comentarios

  1. ohhhh ohhh ohhh estos creo que me van a salir....los que he hecho hasta ahora muy ricos pero ni mucho menos me han quedado tan subiditos...yo como tu amiga una principiante ..musuak eta zoriontsu asteburuan ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria!

      Te van a salir ¡¡¡claro que sí!!! Y estos han salido muy bien.
      A la hermana de mi amiga le daba pena comérselos porque los veía monísimos, je, je, je....

      Muxu haundia ta asteburu ona pasa zuk ere bai!!!

      Eliminar
  2. El agua de azahar no sé donde comprarlo, ¿puedo usar agua normal?
    Mi horno tiene resistencia arriba y abajo, ¿crees que es mejor dejar sólo la de abajo y luego poner las dos o ventilador?
    Espero y agradecería que respondas mis dudas porque por las fotos tienen una pinta muy buena y dan muchas ganas de prepararlos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,
      el agua de azahar es un aromatizante y no es indispensable en esta receta. Lo puedes sustituir por agua, leche, zumo de naranja.
      Si tu horno tiene ventilador utilízalo. El color de los bollos será más homogéneo y, en general estas masas suben muy bien con ayuda del mismo. Puedes hornear como dices, primero calor sólo desde abajo y terminar horneando con calor arriba y abajo y ventilador. Así evitarás que se doren demasiado por arriba.
      Un saludo y ya me contarás

      Eliminar
  3. Los he hecho con MM, buscaba en tus recetas esta elaboracion pero no la he encontrado.
    Esta bien el indicar el tipo de harina empleado, existen tantas diferencias entre unas y otras, que todos los que indican recetas deberian indicar qué harina se emplea.
    He empleado harina de trigo de NOMEN comprada en Alcampo, 1,30 €/kg, tiene 9,3 gms/100gms de proteinas, es algo más cara que las muchas variedades que tienen, veremos los resultados.
    He variado el formato de elaboración 100gms MM, 200gms harina, no he añadido de momento nada más, esperaré a la 1ª fermentació creo aprox. 4 horas, para luego añadir el resto de ingredientes.
    Estos suizos tuyos han salido de fábula.

    ResponderEliminar
  4. Hola sear!
    Hice un par de pruebas de bollos suizos con masa madre pero, en aquel entonces estaba yo aún muy verde con el tema "masa madre" y no salieron todo lo bien que esperaba. Pero, es una alegría servir de inspiración a gente que se anima a tunear recetas y darle su toque personal.

    Estos los hice con una compañera que se acuerda de ellos cada vez que nos vemos. Tengo que hacer una versión de esta receta que no necesite amasado y entonces ¡¡¡¡va a ser la bomba!!!! je, je, je, je

    Saludos

    ResponderEliminar